6 sept. 2011

A comer

El comedero es un accesorio que no debe faltar, aunque muchas veces la comida acaba por el suelo y prefieren comerla de ahí directamente.

Cuando les demos fruta o pequeñas cantidades de verdura nos vendrán bien estos.






Comedero rectangular
 
Comedero redondo
  
Ambos son de plástico, los hay de diferentes colores y cuestan alrededor de los 2€, la diferencia entre ellos es que el redondo les cuesta más volcarlo que el rectangular, algo que nos vendrá bien ya que les encanta lanzar los comederos al aire. Otra pega que tienen es que si se dedican a mordisquear los bordes, terminan cortando, así que lo mejor es retirarles el comedero una vez hayan acabado de comer.

Del mismo tamaño pero de un material lo suficientemente duro para que no lo vuelquen tenemos estos de cerámica.

Comedero cerámica

Decorados con un simpático dibujo de un conejito y algo más caros, sobre los 4€, tenemos un comedero a prueba de lanzamientos al aire.

Cuando ya empiezan a comer sus buenas ensaladas de verdura los comederos anteriores se nos quedan pequeños, así que deberemos echar mano a uno de perro.

Comedero doble
 
Es de plástico, tiene doble capacidad y es más grande que los vistos hasta ahora. Su precio ronda los 5€.

También encontraremos comederos tan originales como el de esta fotografía.

Comedero mesa

Una mesa de madera con dos platitos de plástico en los que podemos poner la ración de pienso que les toque ese día, ideal si tenemos dos conejitos y queremos que coman juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que si tu conejo está enfermo, dejar un comentario en el blog en busca de ayuda solo serviría para poner en peligro su vida en caso de que necesitase asistencia veterinaria urgente.