26 dic. 2011

Ahorra heno

Llenas la henera, el conejo empieza a comer, lo saca con las patas y lo deja tirado por el suelo, vuelves a meterlo dentro, pero no se lo zampará con las mismas ganas ya que al pasar el tiempo el heno no está tan fresco como cuando se lo pusiste.
Lo mejor es no ponerles mucho, si puedes permitirte estar atento y cada vez que vacíe la henera volver a echar más, hazlo, de esta forma no te verás obligado a tirar el heno que dejan por ahí esparcido harto de ver como pasan las horas y no hay manera de que se lo coman.

No son tontos, no es lo mismo comerse el heno recién puesto a hacerlo horas después y comprobar que no tiene esa frescura del principio.

"Mmmm ¡qué rico!"

1 comentario:

  1. Con mi bola de pelo tengo ese problema. Además, aunque sabe usar la esquinera, de algún modo acaba ensuciando la jaula también y el heno pues... Acaba como acaba. A ver si así va mejor, que a lo tonto tiro mucho heno.

    ResponderEliminar

Recuerda que si tu conejo está enfermo, dejar un comentario en el blog en busca de ayuda solo serviría para poner en peligro su vida en caso de que necesitase asistencia veterinaria urgente.