27 may. 2013

Cáncer en el sistema reproductor

Si está apático, puede haber dolor
Siempre he hablado de la importancia de castrar a los conejos, sobre todo a las hembras ya que son propensas a padecer cáncer en el útero.
En esta entrada entraremos en profundidad en este tipo de cáncer, el que más suele afectar a conejas que no han sido esterilizadas, y otros tipos de cáncer que también suelen aparecer en conejos no castrados.

Cáncer de utero:
Sobre los 2 años de edad es cuando las hembras tienen más riesgo de padecer cáncer uterino, y cuanto mayor son, más probabilidades hay de que les afecte esta grave enfermedad. Una coneja esterilizada tendrá más longevidad que otra que no lo esté.

El cáncer va extendiéndose a otros tejidos y a través de sistema circulatorio puede dañar, pulmones, cerebro y huesos.
La única manera de evitar el cáncer de útero es esterilizando, recuerda que las hembras pueden pasar por esta operación a partir de los 7 meses y lo ideal sería hacerlo antes de los 2 años de edad.

El principal síntoma de esta enfermedad es sangre en el lugar donde orina la conejita, la sangre no está mezclada con el pipí, por lo tanto es más perceptible ver un pequeño charco rojo aunque la conejita use una esquinera. Ver sangre en el pipí de un conejo se convierte en una urgencia veterinaria, no lo dejes pasar.

Recuerda que el color del pis de un conejo puede llegar a ser rojo y podemos llegar a creer que es sangre. Una forma de saber si lo es o no, es echando unas gotas de agua oxigenada encima, si burbujea es sangre. Echar el agua oxigenada sobre el sustrato no es recomendable ya que el resultado podría confundirse, lo mejor es hacerlo sobre pipí directamente en el suelo.

Otro síntoma es un útero demasiado grande, en las revisiones periódicas de tu conejita deben palparle el abdomen para confirmar que todo esté bien.

Cuando el cáncer está muy avanzado se aprecia pérdida de peso, la conejita no come, hay dificultades respiratorias y debilidad. Un cáncer uterino puede llegar a ser terminal en 1 ó 2 años.

Se puede llegar a operar a una coneja que ya presente este tipo de cáncer, el pronóstico será mejor o peor dependiendo de si se ha cogido en el inicio de la enfermedad y de los órganos que estén afectados.

Cáncer mamario:
Este tipo de cáncer se reduce bastante en conejas que han sido esterilizadas. Conejitas que lleguen a padecer este cáncer puede que seguramente también tengan cáncer de útero.

El principal síntoma es abultamientos en los pezones o incluso sangrado a través de ellos. No es fácil detectar este cáncer ya que no suelen haber síntomas al inicio de la enfermedad, únicamente podemos llegar a descubrir estos bultos por casualidad mientras jugueteamos con la conejita o en una palpación rutinaria veterinaria.
Otros síntomas son apatía, pérdida de peso, debilidad, falta de equilibrio y de apetito.

Este cáncer se puede operar, pero una vez más, dependiendo de si es cogido a tiempo y de los órganos que haya llegado a afectar, el pronóstico será mejor o peor. Por eso siempre tenemos que estar atentos a cualquier pequeño cambio en nuestros conejos, ya que pueden ser indicativos de que algo no va bien.

Cáncer testicular:
Aunque es muy poco frecuente, también puede llegar a ocurrir. Cuanto mayor es el conejo más propenso es a padecerlo.

Los síntomas comunes suelen ser testículos inflamados y pérdida de peso.
Evitar esta enfermedad es posible con la castración, recordemos que los machos pueden ser operados una vez les baje los testículos que suele ser sobre los 4 meses de edad.
Hay conejos a los que no les llega a descender los testículos y se quedan en el canal inguinal, en estos casos es casi obligada la castración ya que hay muchas posibilidades de que acaben padeciendo este cáncer.

La castración será el tratamiento del cáncer testicular y el pronóstico suele ser bueno.

Finalmente quiero acabar la entrada haciendo hincapié en la importancia de la esterilización de las conejas y en que sepamos estar atentos a los cambios que notemos en nuestros conejos, ante cualquier síntoma acudiremos siempre a un veterinario de exóticos.

20 may. 2013

Estoy malito

Cuando un conejo enferma lo primero será obviamente acudir a nuestro veterinario de exóticos para que le examine, haga un diagnóstico y ponga un tratamiento si así lo considera necesario.

Además en casa podremos ayudarle también, estos consejos harán que el tiempo que permanezca pachucho, le sea lo más llevadero posible.

  • No lo separes de su compañero. Si tienes más de un conejito, la compañía de su amigo le reconfortará. (Por supuesto si el veterinario te indica lo contrario no los juntes hasta que dé el visto bueno).
  • Evita estresarlo. Seguramente cada x horas deberás medicarle, eso supondrá estresarlo ya que no suelen dejarse coger y mucho menos para tomar medicamentos, papillas... Mientras esté enfermo, limítate a cogerle sólo para medicarle. A menos que tengas un conejito que le guste estar en brazos, mejor dejarle en su espacio sin molestarle.
  • Mimos. Que no se deje coger no significa que no quiera y necesite de tu compañía. Háblale en tono suave mientras le acaricias.
  • Dale calor. En ocasiones al enfermar o después de una intervención quirúrgica les baja un poco la temperatura. Déjale a su alcance una toalla en la que poder tumbarse, ponle cerca de un radiador, o incluso si tiene que estar dentro de la jaula, el uso de bombillas específicas para dar calor le vendrán bien para mantener una temperatura adecuada. (Recuerda que la temperatura ideal de un conejo sano es 38º - 39º C, si la tiene por debajo de los 37º C o supera los 40º C ponte en contacto cuanto antes con tu veterinario para que te indique si es necesario acudir a la clínica de nuevo).
  • Normalidad. Dentro de lo que cabe que el conejo se sienta a gusto, mientras esté convaleciente no hagas cambios en su entorno habitual, ponle sus accesorios, que coma la dieta que normalmente llevaba (a menos que el veterinario te indique lo contrario), que esté en la zona donde suela estar siempre...
  • No cambies su dieta. Puede que una mala dieta con alimentos que no son los más adecuados haya sido el desencadenante de su problema de salud. Pese a eso, lo más aconsejable es no cambiarle la dieta hasta que se recupere porque si rechazase los nuevos alimentos pondría en peligro su recuperación. Además recuerda que el cambio de alimentación en los conejos debe hacerse siempre gradualmente, otro motivo más por el cual no debes quitarle esa comida que le dabas por inadecuada que ésta sea. (A no ser que el veterinario te indique lo contrario).
  • La comida a su alcance. Si se encuentra mal a lo mejor no querrá moverse hasta donde tenga el plato, la henera... intenta ponerle la comida lo más accesible posible, aunque sea en el propio suelo o sobre una bandeja no muy alta en la que no le cueste mucho llegar a los alimentos.

Juntos pasarán mejor la convalecencia

18 may. 2013

Alimentos tóxicos

Hay ciertos alimentos que si los comen se intoxicarán, a poco que ingieran les sentarán mal y acabarán con graves problemas de salud y en el peor de los casos incluso la muerte.
Evita siempre darles aguacate, ajo, alcohol, almendras amargas, berenjena, boniato, cebolla, cebollino, chocolate, patata, perejil rizado y puerro.

Los principales síntomas de una intoxicación son problemas gastrointestinales, hemorragias internas, úlceras en el estómago, problemas en el sistema nervioso (espasmos, convulsiones, temblores, parálisis) y problemas pulmonares.

Si por desgracia tu conejo se come alguno de los alimentos mencionados ponte en contacto con tu veterinario de exóticos cuanto antes. Dependiendo de la cantidad y del alimento ingerido te aconsejará mantenerlo en observación o te pedirá que acudas a la consulta para poner un tratamiento.

Además recuerda que hay ciertas plantas que también son perjudiciales para los conejos, consulta en esta entrada la lista de plantas que debes evitar que tengan a su alcance.

Alimentos tóxicos para los conejos

8 may. 2013

Rascadores "conejiles"

Estos rascadores para gatos pueden servir para que nuestros conejos pasen ratos divertidos subiéndose en ellos, pero ojo, debido a que están recubiertos por una alfombra de felpa asegúrate antes de comprarlos que tu pequeño no es de los que destrozan a mordiscos toallas, mantas... porque harán lo mismo con la tela del rascador y podrían llegar a ingerir algún trozo.

He escogido estos 3 de la gran variedad que encontrarás en las tiendas, no son muy altos así que no habrá peligro cuando suban a la parte más elevada.

El rascador Binky tiene dos plataformas, la inferior además incluye un túnel por donde el conejo podrá pasar de un lado a otro. Está disponible en beige y gris y sus medidas son 38 centímetros de largo y ancho y 40 centímetros de alto.

Rascador Binky

El rascador Pradera tiene una plataforma superior en forma de pezuña y debajo encontrarás una cama. No recomiendo la compra de este rascador si tu conejo es de los que suelen hacer pipí en las camas, sofás, mantas... porque no se puede lavar y acabarás teniéndolo que tirar.
Mide 40 centímetros de largo, 35 centímetros de ancho y 45 centímetros de alto.

Rascador Pradera

El rascador Wicky, como el anterior, tiene también una plataforma superior imitando la pata de un gato, debajo una plataforma-cueva donde tu conejo podrá elegir si usarla para jugar a pasar por dentro o tumbarse a echar una cabezada.
Sus medidas, 35 centímetros de largo y ancho y 50 centímetros de alto.

Rascador Wicky

1 may. 2013

Limpiar y desinfectar

Lavar bien los accesorios de nuestros pequeños es algo que debemos hacer a diario, sobre todo el bebedero, el comedero y la esquinera. Con agua y el lavavajillas que tengamos en casa será más que suficiente.
Además es conveniente por lo menos una vez al mes desinfectar bebederos, comederos, jaula, casetas (que no sean de madera), barrotes del parque... y sobre todo esquineras y rejillas.
Para ello utilizaremos lejía rebajada en agua (primero lo lavaremos con lavavajillas), no olvides ponerte guantes y llevar a cabo esta tarea en un lugar ventilado.

Quitar las manchas de pipí de las esquineras o de la jaula es algo más complicado. Si no está muy incrustada echa un chorretón de vinagre y déjalo actuar. Recuerda después lavar muy bien con agua sobre todo para eliminar el olor a vinagre ya que a los conejos no les suele gustar y puede que terminen prefiriendo hacer pipí o caca en otro lugar.
Si la mancha no se va puedes probar a echar lejía dentro y dejarlo en remojo durante 2 horas más o menos, después aclararlo con abundante agua para que no queden restos de lejía.
El uso de algún producto antical también podría ser de ayuda contra estas manchas o incluso salfumán (diluido en agua), pero ten mucho cuidado con inhalar los gases de este ácido ya que pueden producir graves problemas respiratorios. Ponte una mascarilla si es necesario y siempre en lugares ventilados, el salfumán suele quitar la mancha en apenas unos segundos.
Si la mancha está en el suelo vigila el producto que utilizas ya que podría dañarlo y quedar peor todavía.

Y por supuesto y lo más importante, antes de que tus pequeños vuelvan a usar cualquier accesorio que hayas estado lavando o desinfectando, lo debes enjuagar muy bien con agua y posteriormente dejar que se seque (si puede ser directamente al sol). Nunca se lo dejes a su alcance sin antes haberte asegurado que no hay restos del producto utilizado para su desinfección.
Lo mejor para estos casos es tener al menos dos accesorios de cada y usarlos de quita y pon, sobre todo me refiero a bebedero y esquinera, así podemos lavar tranquilamente dichos objetos, dejarlos todo un día para que se sequen y cerciorarnos que se habrá ido cualquier olor que pueda quedar.

Es conveniente desinfectarlas de vez en cuando