29 sept. 2013

Marchando una de anécdotas

Ver fotos y vídeos de hace 2 ó 3 años es lo que tiene, te hace recordar situaciones que al ser la primera vez que vivías, te sorprendían, asustaban o bien te sacaban una sonrisa.
Voy a contaros algunas anécdotas que he revivido gracias a, como os decía, revisar los archivos que tengo guardados en un pendrive.

Empiezo con una anécdota de Molly, llegó a casa con unos 3 meses de edad y por aquel entonces la teníamos en una jaula. Dentro había una caseta en la que se metía a dormir, recuerdo que era muy puntual y cada día sobre las 12 del mediodía hasta las 4 de la tarde, más o menos, pasaba el tiempo soñando con los angelitos y sólo la veíamos a ratos salir para comer algo y volver corriendo dentro a tumbarse.
Un día vi que por la entrada de la caseta asomaba su cabeza, algo raro ya que siempre se quedaba completamente dentro, pasados otros tantos días ya no sólo era la cabeza, también medio cuerpo salía fuera de la caseta... hasta que finalmente Molly elegía echarse a dormir fuera de ella... ¿ya no le gustaba la caseta?.
Fue entonces cuando me dí cuenta que mi Molly había crecido, esa cosita pequeña que corría como una loca hacia la caseta y se tumbaba dentro ya no cabía en ella.
Alguien estaba pidiendo a gritos un cambio de casa.

¡Qué rápido crecen!

Nala también tendría sobre los 3 meses de edad cuando la compramos pero era mucho más pequeña de tamaño que Molly, se le veía tan frágil, tan poquita cosa...
Le gustaba jugar a subirse a un armario que tenemos, apenas tenía que dar un salto de unos 20 centímetros y ya estaba dentro, pero aún así me parecía que estaba demasiado alto para una conejita tan pequeña... cogí una caja y le hice un escalón para que pudiera subirse mejor.
Tonta de mí... la pequeñaja poco después nos demostraba que es capaz de saltar más de un metro de altura sin ningún problema.

Nala y su "escalón"

Algo que me asustó mucho la primera vez que lo vi fue cuando Molly de repente se "caía" al suelo y permanecía inmóvil, llamé a mi hermano corriendo pensando que le había dado un patatús pero resulta ser que los conejos tienen la costumbre de echarse a descansar de tan curiosa forma...
Que levante la mano el que no haya movido a su conejito para ver si estaba vivo justo después de verle caer así.
En este vídeo sale Nala, ella es la que más suele regalarnos estos sustos a los que ya estamos acostumbrados y ahora nos hacen gracia.


Qué decir de las cacas... a veces pienso que en el culo tienen una máquina expendedora que las va soltando sin necesidad de echar monedas... en apenas unos segundos te puedes encontrar un buen montón.
¿Y los pises? eso ya es otro cantar, porque recoger cacas aún, aún, pero coger la esquinera para limpiarla, tardar medio minuto en volver con otra y encontrarte justo en el sitio donde la colocas un bonito charco... ¿lo harán a modo de "aquí mami, aquí es donde la tienes que poner".
Aunque creo que es peor aún que estando dentro de la esquinera saquen el culo hacia fuera y zas, pipí al suelo, eso da rabia y mucha.
En la siguiente imagen podéis ver a Hank volcando la esquinera y no contento con eso, nos han dejado un bonito "regalo" en el suelo.

"Límpiala mami, espera que te ayudo..."

La hora de la comida, tenerlos a heno y agua todo el día y que llegue el momento de ponerles la verdura o el pienso y pensar, "pobre mío, que hambre pasa". Imposible no creer eso, hasta que te das cuenta que si por ellos fuera se pasarían el día zampando.
En más de una ocasión ni me ha dado tiempo a dejarles el plato en el suelo, de un salto me lo han volcado de la mano.
El tema de darles una chuche es otro cantar, si ya se vuelven locos con un simple plato de escarola con canónigos, ofrecerles unos deliciosos drops de zanahoria es poner en peligro la integridad de alguno de tus dedos.

"Vamos llena el plato que algunas llevamos minutos sin comer"

Otro recuerdo más con Molly, al ser ella la primera de los 3 en llegar a casa lógicamente es la protagonista de casi todas nuestras "primeras veces".
Cada vez que se le abría la boquita para bostezar la contemplaba como si fuese la cosa más maravillosa que uno pudiera ver, sin poder evitar soltar un "oooooooooohhhh" con cada uno de ellos.

"Oooooooooohhhh"

Mirar a un lado y a otro, no ver a ningún conejo cerca, abrir esa habitación a la que no dejas que entren y en apenas unos segundos al ir a cerrar la puerta ves una bolita gris correteando por la cama... desde ese día creo en la teletransportación.

"Déjame jugar aquí, porfi"

Todos sabemos que pocas veces vendrán detrás nuestra si no es porque van a conseguir algo a cambio, pero oye, la primera vez que te persiguen y van correteando a tu alrededor te hace ilusión pensar que es porque quieren que les cojas, que les mimes... pero no, o bien es porque llevas algo de comida o el celo a llamado a la puerta de tu pequeño amigo.

"Dame algoooo..."

Si habéis visto la película el "El Rey León" seguramente recordéis esta escena:


Zazú pide salir del esqueleto mientras Timón al ser perseguido por unas hienas, quiere lo contrario, entrar.
Algo así vivimos una vez con Molly un día que tenía que ir al veterinario. Ella estaba en la jaula mordiendo los barrotes para que la dejáramos salir, abrimos la puerta y Molly de un salto salió. En cuanto vio que fuera le esperaba el transportín ya supuso lo que se le venía encima, corrió como una posesa hacia la jaula, la cual ya habíamos cerrado, y empezó a morder los barrotes para poder entrar de nuevo. Aún me parto de la risa al recordarlo.

"Quiero salir, quiero salir"

3 de la mañana, un ruido escandaloso me despierta, Molly está arrastrando la esquinera de un lado al otro de la jaula, se ve que no tenía nada mejor que hacer a esas horas y pensó que era buen momento para reorganizar sus cosas.
Aquella noche mientras la sujetaba para que parara el alboroto que estaba formando no pude evitar reír, sí, me habían despertado de madrugada pero verla en aquella situación me pareció de lo más gracioso.

"Deja que ponga mis cosas a mi gusto"

Por fin una anécdota con Hank, el último en llegar a casa. Nos tiramos muchos días hasta dar con un nombre que nos gustase para él y cuando por fin nos decidimos por llamarle "Hank", al poco tiempo empezamos a sospechar que fuese una hembra, total a pensar en otro nombre por si se confirmaba nuestra duda.
Ningún nombre nos terminaba de gustar hasta el punto que si finalmente Hank hubiese sido una hembra, ya habíamos dispuesto que igualmente seguiría llamándose "Hank".
A día de hoy lo que oye el pobre es "gordo ven", "gordo a cenar", "no montes a tu hermana gordo"... siempre desde el cariño eh.

Mi gordito

Por último algo que seguramente nos ha pasado a todos, estar media hora con la cámara de fotos enfocando a tu conejito, el cual no está por la labor de posar unos segundos. De repente éste se para, aprovechas y cuando haces "click" y miras la pantalla lo que te encuentras es esto:

True story

Espero que os hayan divertido estas anécdotas, cuántos recuerdos se le pasan a una por la cabeza viendo tantas fotos y vídeos... además que seguro os sentís identificados con algunas de ellas.
Estos peques nos sorprendieron en sus primeros días con nosotros, pero hoy por hoy lo siguen haciendo y siempre consiguen sacarte una sonrisa.
Esta entrada si me lo permitís se la dedico a mis 3 enanos, Molly, Nala y Hank, va por vosotros.

"Nos tienen secuestrados... socorro..."

29 comentarios:

  1. Yo me quedé hipnotizada cuando lo vi por primera vez como se lavaba su orejita *.* ese si fue un gran oooooooh jajaja, Coco tambien se tira de tal forma al suelo y también me asuste la primera vez jajaja parecía que estaba dandole un ataque :(, al fin me acostumbré!. Otra de las cosas que me hizo muchísima gracia fué su primer ataque de alegría cuando consiguió saltar encima de la cama, esos saltos, esas carreras dibujando circulos... se me cae la baba :D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al leerte he recordado otra anécdota más. Nala tenía unas mini orejas, apenas dos triangulitos y en comparación con las de Molly nos parecía imposible que pudiera hacer lo que ella, bajarlas para llevárselas cerca de la boca y poder lamerlas... Pero sí, aquellas mini orejas las podía bajar para lavárselas XD

      Tienes razón Maii, verles lavarse y corretear de esa forma, merece todo un ooooooohh!!! =)

      Eliminar
    2. nala no es gris es negra

      Eliminar
    3. Nala es más bien gris, puede parecer en algunas fotos negra pero es por la iluminación.

      Eliminar
  2. Menudos bichejos están hechos Molly, Nala y Hank. Yo aún recuerdo esas primeras semanas con Molly, que vas con miedo, se te escapan por todos lados...

    La primera noche que Molly pasó en casa me levanté a verla y vi que no dormía. Me pasé un buen rato con ella acariciándola e intentando calmarla para que pudiera dormir. Ya había leído algunas cosas acerca de los conejos antes de que llegara, pero parece que no leí la parte que decía que duermen durante el día xd.

    En cuanto a lo de que hagan pis en el sitio donde estaba la esquinera, uno no sabe si reir al pensar "como se lo sabe él" o llorar al pensar "¿de veras no podías haberlo hecho hace un minuto?"

    ResponderEliminar
  3. Hola! me han encantado las anécdotas jajaja, son pura realidad
    quería comentarte una cosa, por si tienes experiencia, porque nosé muy bien que hacer ;)

    nuestro conejo ha empezado con el celo, y aunque se porta bastante bien, tiene un problema con nuestro renovado sofá. Por la parte que dá a la pared, donde nuestro conejo se dedíca a dormir ultimamente, se vé un poco de espuma, y ahora la róe y aparecen los trozos debajo del sofá al barrer, prové a acharle a esa parte del sofá vinagre (porque no le gusta) y dejó de dormir alli y por consigueinte de quitar espuma, pero a la vez que nos dejó de oler a nosotros el vinagre unos días después, volvió a recuperar su zona de siestas y a seguir quitando espuma. Me preocupa la seguridad del sofá y sobre todo que pueda llegar a tragarse un trozo de espuma, pero nosé que más hacerle.
    Ya no tenemos muchas ideas, hemos provado algunas cosas y nada, nos dijeron que pasemos un paño con agua y lejía por ahí para que le huela mal, pero me dá miedo que de alguna forma esa lejía llegue a su boca o algo así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, es que cuando se obsesionan con algo es difícil quitarles esa manía a no ser que algo le obstruya el paso y no sé si podrías ingeniártelas para hacer algo así.

      Prueba a ponerle algo que le distraiga, cajas de cartón, túneles... alguna caseta...

      Siento no poder ser de mucha más ayuda,

      Un saludo.

      Eliminar
    2. A mi me pasó algo parecido, lo que hicimos mi chico y yo fué pegarle una tira de cinta americana bien pegada, aunque ahora le ha dado por darle cabezazos a su laberinto de cartón -.-

      Eliminar
  4. ¿ por qué nadie nos avisa de cuando se tiran al suelo son tan escandalosos??? jajajjajaj,, yo me pegue un susto la primera vez que lo vi ajajajajaj,,además hacia como media hora que me lo dieron y pensé que ya se me había muerto jjajajajajaj...

    Con el tema de la comida me parto,,, se tira literalmente a por ella,, a veces pienso que mi mano peligra jajajajajja... y siempre le digo,, macho, el que te vea parecerá que no te he dado de comer en la vida jajajajaja.. hay veces que le tengo que dejar un día solo, y le dejo buen suministro de comida, pues yo creo que se come todo el primer día,, este conejo no tiene fin jajajajaja..

    Luego me hace mucha gracia, porque le tengo todo el día suelto y en cuanto oye que llego a casa, viene a mi como un loco y les cuesta frenar en el parque, y se da unas leches el solo, que digo un día se me abre la cabeza jejejejejej...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carolina tooooooodo lo que cuentas me suena ¿por qué será? jajaja, estos conejos son la leche XD menos mal que nosotros sabemos que hambre no pasan, que son unos "sin fondo" porque de lo contrario nos denunciarían pensando que los tenemos abandonaditos jaja.

      Eliminar
  5. Hola. Lo q me he podido reir con todas las anecdotas. Creo q todos pasamos por lo mismo.
    Mi Cruky volcaba siempre la esquinera de las piedras con las cacas y todo. Y tuve q pegarla al suelo con velcro. No me quedo mas remedio. Jajajajjaja.

    ResponderEliminar
  6. lo que te quiero preguntar es... como le hiciste para que todos tus conejitos se llevaran bien y no rinan? yo compre una conejita primero y en un par de semanas otra y no se llevan, tengo que dejarlas separadas y se mordisquean a traves de las jaulas... no se que hacer....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, al ser dos hembras es difícil que se lleven bien y más si no están esterilizadas. Es largo pero si lo lees te ayudará, aquí puedes ver cómo socialicé a las dos hembras y aquí verás cómo junté a los 3.

      Suerte!

      Eliminar
  7. Todo su comportamiento me deja con la boca abierta. Es un "aaaayyyy", con cara de tonta, cada dos por tres. Verle saltar como si fuera un potro salvaje, esas cabriolas y brincos en el aire no tienen precio. Y verles "peinarse" las orejas,... como dice mi hijo: "ya se está peinando la trenza", jeje.
    La primera vez que le ví bostezar se me caía la baba, y cuando se tiró al suelo para dormir creí que le había dado algo, menudo susto me dió el pillín...
    La postura que me vuelve loca es cuando se pone a dos patitas, moviendo la naricilla, es taaaaan tierno.
    Nos ha robado el corazón, hasta mi marido le da besitos en la cabecita, y él no es nada expresivo con los animales... :)
    Abrazos. Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, cuando se lavan las orejitas yo digo "Ya están hablando por el móvil".

      Un abrazo Carmen.

      Eliminar
  8. Holaaa
    A mi vuelve loca cuando Harley pega lasvolteretas en el aire moviendo la cabeza,o cuando se despereza y abre esa boquita que dan ganas de comersela a besos,o cuando vengo de la calle y viene corriendo a la puerta y ya cuando me vuelve loca del todo es cuando me da besitos

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2/1/14 17:10

    Hola.La primerq vez que vi a Will tirado para descansar me lleve un gran susto, no ssnia que descasaban así. Hoy en dia lo veo y me hace mucha gracia, sobre todo cuando se tira.Incluso he aprovechado y le he hecho un video muy divertido. Esta en YouTube y se llama: will aprende a ser actor.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, acabo de ver el vídeo, muy bueno XD

      Eliminar
  10. La anécdota de echarse a dormir de esa manera sí la conozco jajja
    Mi conejita actual no tiene mucho que contar, a parte de que, hemos visto que es muy rencorosa y aprovecha a la mínima que te das la vuelta para atacar o para salir corriendo hacia las zonas de la casa donde no la dejamos ir.
    De Avellana, mi conejita anterior si tenemos anécdotas que contar (9 años dan para mucho), pero sin duda la mejor fue cuando se quedó encerrada toda una noche en el armario del balcón. Al no encontrarla por la mañana para ponerle su ración de pienso (cosa que la volvía loca), empecé a llamarla y, me di cuenta de dónde estaba porque, al oír su nombre, rascaba la puerta del armario como diciendo "estoy aquí, ábreme la puerta!". En casa pasamos días recordándolo y riéndonos de la situación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow, jajajaja, menos mal que os avisó la pobre, jejeje.

      Eliminar
  11. Jaja! Me he reído mucho con esta entrada en el blog, sobretodo con lo de la "teletransportación" xD! Lo dejas en una habitación de la casa, cierras la puerta (pensando que se queda dentro) vas a otra habitación y de repente dices: "¿Que hace este aquí?" O.o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, son tan silenciosos como cotillas.

      Eliminar
  12. Al leer tus anécodtas y la de los comentarios la verdad, ¿que puedo decir más? ufff..., un montón de cosas que le he hecho a mi peque, no sé por qué me quiere la verdad, la he hecho cada travesura... y ella a mí, por supuesto.

    Recuerdo perfectamente sus dos primeros años en los que su territorio era mi cama y sí, con eso me refiero a que se meaba en mi cama, pero yo luego veía a esa nariz, esos bigotes, ¿y qué podía hacer? pues como ella, enfadarme dos minutos y luego amarla, también cómo se quedaba tumbada encima de mi tripa cuando me relajaba, como se tumbaba justo al lado de mi cabeza después de haberme hecho la travesura, cómo encontré, de la nada, una galleta roida que anteriormente me robó en un despiste.

    Hay tantas cosas madre..., el laberinto de libros que al final tiró, cuando se quedó tumbada en el barreño de agua... y es tremendamente curiosa, recordaré ismepre la vez, que tuvo que venir la ambulancia, yo estaba más ida que otra cosa y a la coneja no se la ocurre mejor cosa que intentar apoyarse en la espalda de la sanitaria y querer llamar su atención...., no sé cómo he hecho para que, persona que viene a casa, persona que ella quiere ver, en fin.

    Ya 8 maravillosos años con ella, y los que seguro que quedan, la verdad no sé cómo será el siguiente conejillo que tenga, lo que sé seguro es que será adoptado, tendrá esquinera desde el principio y que lo querré tanto como pueda, aunque de diferente manera porque ella es tan única para mí, que la trato como si fuese mi hija, ya la trato mejor que a mi novia, que también la adora por supuesto XD

    Como siempre, gracias Maite por compartir tus experiencias y darnos la oportunidad de contar las nuestras. Lametones preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por compartir tu experiencia también, son unos traviesillos pero se les perdona todo y como bien dices, son nuestros hijos.

      Que sigáis así de bien mucho tiempo más!!!

      Eliminar
  13. Buenas tardes, quería hacer una pregunta.
    Tengo una conejita desde hace un mes aproximadamente, y la verdad que es muy cariñosa y nos busca para que la acariciemos en todo momento.
    Pero he notado que desde hace cosa de una semana o así....esta algo mas arisca.....sobre todo con mi pareja, conmigo no tanto.....y cuando le toca estar en su jaula....esta muy inquieta...no para de corretear y saltar....tirando todo el contenido de esta por todo el salón.
    La verdad que hasta ahora a sido una mascota excelente, pues nunca se ha hecho sus necesidades fuera de su caja....ni siquiera he tenido que enseñarla....pero últimamente si lo esta haciendo.
    No se cuanto tiempo tenia antes de adoptarla, (supongo que entre 40 a 60 días) mas un mes que lleva con nosotros....
    ¿Puede ser que tenga su primer celo....y por eso esta así?
    de estar en celo ¿cuanto tiempo le dura y cada cuanto tiempo se produce?
    Muchas gracias de antemano
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, los conejos más prematuros con 3 meses de edad ya entran en celo, y una vez aparece es para siempre, solo se va castrando.
      Los síntomas que comentas son propios del celo, territorialidad, volverse cochino...

      Para evitarle el estrés del celo, el comportamiento que eso acarrea y sobre todo tumores que son propensas a padecer, lo mejor para ella es que la castres en un veterinario de exóticos, sobre los 6 meses de edad ya se puede en una hembra.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Maite, entonces lo mas seguro es que la castre.
      Pero tendré que esperar a que cumpla los 6 o 7 meses.
      Lo curioso es que casi solo manifiesta los síntomas con mi pareja....con migo esta bastante mas tranquila.
      Muchas gracias
      Un saludo, Rafa

      Eliminar
    3. Ya suele pasar que si el conejito le coge cariño a una persona, cuando les llega el celo se muestren territoriales con los demás, es como para "defenderte" y dejar claro que eres suyo.

      Eliminar
  14. Vale, entonces pertenezco a la pequeña "Muki"jajaja
    Es un bicho....esta algo mas tranquila, haber si un día subo una foto de una de sus travesuras....Jajaja

    ResponderEliminar

Recuerda que si tu conejo está enfermo, dejar un comentario en el blog en busca de ayuda solo serviría para poner en peligro su vida en caso de que necesitase asistencia veterinaria urgente.