25 dic. 2014

Limpieza orejitas de belier

Los conejitos beliers son conocidos por tener las orejas caídas, este curioso aspecto hace que no tengan una buena ventilación y por lo tanto no haya una correcta eliminación del cerumen. Si no les ayudamos en su limpieza pueden acabar con una otitis.

Para evitar que esto suceda deberemos mirar en el interior de las orejitas y si vemos cera acumulada con el mismo dedo podemos sacarla, sin llegar a profundizar ya que le podríamos hacer daño. También una vez a la semana y aunque no veamos cerumen procederemos a una limpieza más a fondo ayudándonos de una jeringuilla de 1 mililitro y de suero fisiológico, ambas cosas las encontrarás en tu farmacia habitual.
Llenamos la jeringuilla, sin aguja, de suero hasta 0,5 ml., levantamos la oreja y lo echamos dentro sujetando con firmeza ya que el conejito se moverá e intentará sacudir el suero antes de tiempo. Después y sin soltar la oreja damos un breve masaje y dejamos, ahora sí, que el animal sacuda la cabeza, luego repetimos la misma operación en la otra oreja.

En este vídeo donde salen dos de mis conejitos, Bunny y Hank, veréis mejor cómo llevar a cabo esta tarea y recordad que sólo es necesario hacerlo en los conejitos beliers.

23 sept. 2014

Dualvet

Logo de Dualvet
Desde hace unos días tenemos en Barcelona un nuevo veterinario de exóticos, Dualvet, concretamente está situado en Santa Coloma de Gramenet, en la Avenida de la Pallaresa 101, Local 1.

Una clínica donde no sólo atenderán a tu conejito, también por supuesto a cualquier otro animal exótico y además perros y gatos ya que también disponen de una veterinaria especializada en estos animales. Ya no tienes excusa para acudir con toda tu tropa a una misma clínica.

En Dualvet tienen servicio propio de radiografía y ecografía, realizan analíticas... no dudes en acudir a ellos si tu conejito necesita de una revisión, si se tiene que someter a una castración o simplemente si es momento de vacunarle.
Dualvet está en manos de dos grandes profesionales, Sarai Ortiz y Patricia Ortiz, dos hermanas que dada su gran experiencia han montado su propia clínica veterinaria para seguir ofreciendo su buen hacer con todos los animalitos que pasan por ellas.

También tienen una amplia sección de tienda donde venden todo tipo de productos variados para cualquier animal.

Dualvet se ha convertido en la clínica donde actualmente acudirán todos mis pequeñines, de hecho Bunny ya ha tenido que visitarles para una de sus revisiones y como siempre un placer tratar con Sarai (veterinaria de exóticos).

Si quieres conocerles mejor visita su página web, facebook o twitter. Y si necesitas acudir a la clínica puedes ponerte en contacto con Dualvet a través del número de teléfono 930 133 045 o llamar al móvil de urgencias 24 horas 688 362 669. O escribirles a su e-mail info@dualvet.com.

Abren de Lunes a Viernes de 10:00 a 20:00 horas y los Sábados de 10:00 a 13:30 horas.
Tienen párking para clientes y si acudes en transporte público la línea 9 del metro es la que más cerca te dejará, en la parada Singuerlín.

Entrada de Dualvet

27 jul. 2014

Socializando 4 conejitos

Hace unas cuantas entradas os presentaba a Bunny, una conejita que pasó a formar parte de mi familia desde hace unos 8 meses. Bunny es un caso especial, una coneja que ha sufrido y luchado mucho, que debido a su delicado estado de salud tenía que estar sola y no poder juntarla con mis otros 3 conejos para no someterle a ningún tipo de estrés.

Dada su gran mejoría nos planteamos esterilizarla y pese a alguna complicación Bunny, una vez más, ha demostrado ser una luchadora y se recuperó perfectamente de la operación.
Había llegado el momento de intentar socializarla con Molly, Nala y Hank. Una socialización entre conejos del mismo sexo es difícil y si son hembras más todavía, por eso juntar 3 conejitas iba a ser una tarea bastante complicada, entre eso y que conocemos el fuerte carácter de Molly decidimos no juntarlos a los 4 de golpe y hacerlo poco a poco para que Bunny no sufriera demasiado, os recuerdo que ella tiene problemas en una de sus patitas y huir en casos de peleas le costaría bastante.

En esta entrada veréis vídeos que hemos ido haciendo, en este primero aparece un teaser de lo que pronto iba a estar por venir...


PRIMER PASO: SOCIALIZANDO A NALA CON BUNNY

Conocer de antemano el carácter de cada conejo fue lo que nos decidió para que Nala fuese la primera en conocer a Bunny. Nala es muy tranquila, no ha pegado nunca y en sus anteriores socializaciones no se ha mostrado agresiva.
No sabíamos como reaccionaría Bunny, no sabemos si ha llegado a estar antes con otros conejos ni como sería su carácter frente a otra hembra.
Como ya he explicado varias veces hay que escoger una zona neutral, donde no hayan olores de ninguno de los conejos a juntar. Ahí estaban frente a frente Nala y Bunny, no tardaron en empezar las carreras, Nala huyendo y Bunny tras ella arrancándole mechones de pelo cada vez que la alcanzaba. Visto lo visto los primeros minutos, pronto supimos que no iba a costar juntarlas, el hecho de que Nala no se enfrentase a ella ayudaba mucho a que Bunny poco a poco pasase de ella y en apenas 3-4 días se hicieron amigas. Pasaron esos días juntas sin separarse día y noche pese a las pequeñas peleas que tenían. Fue fácil, no hubieron heridas ni demasiado estrés para ninguna de las dos, el primer paso estaba completado...



SEGUNDO PASO: SOCIALIZANDO A HANK CON BUNNY

Una vez vimos que Nala y Bunny se llevaban bien, aunque confieso que tampoco parecía haber mucha química entre ellas, estaban juntas sí pero tampoco se buscaban demasiado para mimarse, dormir juntas... Era momento de continuar con Hank, el único macho de los conejitos de la familia Moreno.
Juntar a un macho con una hembra en teoria iba a ser algo sencillo, aunque estuviese Nala de por medio no creímos que fueran a haber grandes complicaciones... que equivocados estuvimos al pensar eso...

Otra vez zona neutral, por un lado Nala y Bunny y al otro Hank, los soltamos y se cruzaron pero se ignoraron, hasta que de repente Hank se percató que allí había alguien que él no conocía y no le hizo ninguna gracia... se avalanzó sobre Bunny y ambos se enzarzaron en una fuerte pelea de la que salieron heridos, heridas no muy importantes pero heridas al fin y al cabo.
No había química entre ellos, las peleas eran tan brutales que tuvimos que mediar y estar con ellos en la zona neutral, cada vez que empezaban a pegarse los separábamos porque la cosa podía acabar muy mal. Nala por su parte paseaba a sus anchas sin meterse en las peleas y sin recibir ningún bocado de sus hermanos.
El primer día de esta socialización nos planteamos abandonar, esas peleas, ese estrés para la delicada Bunny, las heridas... cuando volvíamos a juntar a Bunny con Hank y Nala después de curarle las heridas, Bunny lloraba, se le oía perfectamente gimotear porque sabía la que se le venía encima.
Tuvimos que estar pendientes de ellos día y noche, aparecieron nuevas heridas, las peleas no cedían, ambos se pegaban hasta que el segundo día Bunny empezó a ceder y huía, le tenía miedo y ahí fue cuando Hank también cedió y apenas le pegaba, tan sólo se avalanzaba sobre ella para demostrarle que él iba a mandar y que si le respetaba no tendrían por qué haber mordiscos.
Aunque Bunny se defendía bastante bien, nadie diría que arrastra una pata, corría sin ningún problema.
5 días después la cosa empezó a cambiar, comían juntos y apenas se pegaban ya... Bunny ya formaba parte de la vida de Nala y Hank.



TERCER Y ÚLTIMO PASO: SOCIALIZANDO A MOLLY CON BUNNY

Que Molly fuese la última en formar parte de esta socialización no fue casualidad, su gran territorialidad hizo que nos decidiéramos a dejarla para el final.
Tal como hicimos en las socializaciones de Molly con Nala y en la de Hank, cogimos a Molly y la estresamos antes de juntarla con el resto de conejitos, la manera fue la misma que anteriores veces, darnos un paseo en autobús con ella metida en el transportín, casi una hora duró el viaje.
Cuando llegamos a casa Molly estaba tan estresada que al soltarla en la zona neutral pasó completamente de Nala, Hank y Bunny, sólo permanecía quieta en una esquina temblando ajena a lo que tenía a su alrededor. Ese primer día apenas hubo contacto entre Molly y Bunny, alguna persecución por parte de las dos y unos cuantos pelos volando, nada grave.

Fue a partir del segundo día cuando la cosa dio un giro de 180 grados. Ocurrió algo que no esperábamos, Hank empezó a atacar con mucha furia a Molly, le pegaba con más agresividad que incluso en su socialización con Bunny. No entendíamos qué pasaba... ¿Si Hank y Molly siempre se habían llevado bien y nunca hubieron peleas entre ellos por qué ahora Hank tenía tal nivel de agresividad con su hermana?
Nala y Bunny estaban en la zona neutral sin que nadie se metiera con ellas, ellas tampoco se enfrentaban con nadie, y mientras Hank no daba tregua a Molly, la perseguía sin parar, le hizo heridas incluso en un par de ocasiones Molly acabó chillando.
Estábamos preparados para ver a la dura Molly pegarle a Bunny con furia, pero ver a Hank enfrentarse de esa manera con Molly superó todo lo que habíamos imaginado. No la dejaba en paz, Molly no podía ni comer, se quedaba en una esquina sola y de vez en cuando conseguía coger alguna hebra de heno o picar algo de verdura... Molly empezó a bajar de peso y todo, aunque le venía bien todo hay que decirlo.
Lo que sí tenemos claro es que "gracias" a ese estrés al que la tenía sometida Hank, Molly pasaba de Bunny y apenas se encaraba con ella, tenía demasiado miedo encima como para buscarse nuevas peleas. También creemos que el hecho de que ella esté casi ciega ha "ayudado" a que sea más temerosa y de ahí a que no respondiera a los ataques continuos de Hank, porque Molly siempre ha sido de defenderse, pero claro, antes veía más que ahora...

Han sido unos 15 días muy duros, para ellos y para nosotros, vigilancia continua y aún así no conseguimos evitar heridas en el cuerpo de Molly. No parecía que la cosa fuese a mejor, pero tampoco a peor... hasta que sobre la segunda semana Hank empezó a dejar tranquila a Molly, ésta incluso se atrevía a ponerse a su lado aunque segundos después él la echara.
Bunny empezó entonces a tener pequeñas peleas con Molly... ahora que parecía que Hank se había calmado era Bunny la que sacaba su carácter... por suerte Molly tampoco respondía a sus ataques y le dejaba claro quien de las dos iba a mandar.
Todas esas peleas fueron cediendo, ha sido sobre la tercera semana cuando hemos visto los grandes cambios, Molly no recibía ataques de nadie, podía comer tranquila, se tumbaba junto a Hank, Bunny o Nala sin que nadie la echase... Molly la que siempre ha sido la dura, la de la mala leche ahora era la que lamía a los 3, verla lamer a Bunny fue algo muy emocionante.
3 semanas y parecía que la múltiple socialización iba a concluir, por fin, Molly, Nala, Hank y Bunny comían juntos, se tumbaban juntos, corrían unos tras otros buscando mimos, todo lo que ha tenido de duro lo ha tenido de emocionante, las palabras se me quedan cortas para describir lo que hemos sentido al saber que después de tanto esfuerzo iban a estar para siempre los 4 juntos.


Desde que empezamos con estas socializaciones ha pasado un mes y medio, han sido unos días llenos de nervios para todos pero ahora echando la vista atrás y viendo cual ha sido el resultado podemos decir que bien ha valido la pena. Teníamos claro que no íbamos a poner en peligro la salud de Bunny, que si notábamos que se resentía su respiración o cualquier otra cosa lo pararíamos todo y por suerte y pese a las múltiples heridas la socialización de mis 4 niños ha sido todo un éxito. Ahora mismo mientras escribo estas líneas están tan panchos, tumbados unos junto a otros pese a la calor que hace, pero juntos, bien juntos.

Bunny, sigues siendo un ejemplo a seguir, una auténtica campeona que ahora tiene 3 hermanitos con los que correr, dormir, hacer travesuras o poner esa carita de buena para recibir mimos. Hablando de mimos, la listilla de Bunny se pasa el día detrás de Molly pidiéndole unos cuantos y si Molly le lame todo perfecto pero como la rechace la muy bruta le mete un mordisco para demostrarle su enfado...
En fin... jejeje, la pequeña Bunny ha demostrado tener genio, Bunny, ahora más que nunca, bienvenida a la familia Moreno.

Hank, Molly, Bunny y Nala

Por cierto, a día de hoy todas las heridas han sido sanadas. ;-)

24 abr. 2014

Bio Heno de montaña

Es casi, casi, como el famoso Selva Negra, hebras largas, duras y bastante verdes, mis conejos devoran el Selva Negra pero quise probar con este Bio Heno de montaña y apenas han notado el cambio. Normalmente no admiten otro pero esta vez y debido al gran parecido entre uno y otro, se lo están comiendo sin problemas.

Como punto positivo el Bio Heno es más barato que el Selva Negra pero en contra tiene que hay más heno despedazado en el fondo de la bolsa que en su semejante, aun así merece mucho la pena probarlo.
Lo venden en cómodas bolsas de 1 kilo y medio.

Bio Heno

15 abr. 2014

Nueva manera de dar heno

Si buscas nuevas formas de ofrecerle el heno a tu conejo no dudes en probar con Oxbow Heno Plus Timothy.

Oxbow Heno Plus Timothy

Bajo la gran marca Oxbow tenemos unas pastillas de heno que seguro atraerán a tu pequeño, ocupan menos espacio, tienen menos polvo que el heno tradicional y les viene igual de bien tanto para el desgaste dental como para una correcta disgestión.

Tiene una composición excelente, un 32% de fibra cruda, humedad máxima del 15%, proteína cruda del 7% y una grasa cruda del 1,50%.

Cada caja contiene porciones equivalentes a casi 1 kilo de heno y lo encontrarás en 3 variedades, normal, con zanahoria y con camomila.
Como punto negativo, su alto precio, pero si le quieres dar de vez en cuando un capricho a tu peque o si es de los que les cuesta comerlo con normalidad, seguro que te vendrá bien probar con este tipo de heno.

25 mar. 2014

25 verdades y mentiras

¿Serás capaz de completar este test a contrarreloj y sin fallar ninguna pregunta? Sólo tienes que escoger si la frase del enunciado es verdadera o falsa.


¿Verdad o mentira?

24 mar. 2014

A divertirse un rato

Entrada dedicada a los más peques de la casa, encontrarán unos sencillos y divertidos pasatiempos conejiles.
Pulsa encima de cada imagen, dale a guardar y podrás abrirla en programas tipo "Paint" o "Photoshop" para resolverlo. También puedes imprimirlas para mayor comodidad.

CONEJO
¿Cuántas veces aparece la palabra "Conejo"?

Conejo

Para ver la solución de conejo pulsa aquí.

LAS 7 DIFERENCIAS
Busca las 7 diferencias entre estas simpáticas imágenes.

Las 7 diferencias

Para ver la solución de las 7 diferencias pulsa aquí.

EL PESO
Con la ayuda de estas pistas, ¿sabrías decir cuánto pesa cada conejito?

El peso

Para ver la solución del peso pulsa aquí.

PELUCHES
Entre todos estos peluches se esconde un conejito de verdad, ¿lo ves?

Peluches

Para ver la solución de peluches pulsa aquí.

9 mar. 2014

Casitas

Hoy os traigo una recopilación de casas que seguro harán las delicias de nuestros pequeños ya sea para descansar, esconderse o jugar a correr entrando y saliendo de ellas.

De madera e ideada para ponerla en una esquina, así es la casa Karlie. Decorada con un árbol y una ventana. Sus medidas son 44 centímetros de largo, 31 centímetros de ancho y 19 centímetros de alto.

Casa Karlie

Bajo la marca Trixie otra casita para esquinas, es de madera y mide 52 centímetros de largo, 37 centímetros de ancho y 18 centímetros de alto.

Casa esquina Trixie

También de la marca Trixie una sencilla casa de madera. 29 centímetros de largo, 22,5 centímetros de ancho y 35,5 centímetros de alto. Con entrada amplia.

Casa Trixie

Una bonita casa de madera, una vez más bajo la marca Trixie. Su montaje no precisa de clavos por lo tanto no supone ningún peligro para el conejito. Mide 38 centímetros de largo, 25 centímetros de ancho y 37 centímetros de alto. Debido al tamaño de la entrada no es apta para conejos grandotes.

Una bonita casa

Una casa de la marca Trixie, también para conejos no muy grandes. Mide 39 centímetros de largo, 34 centímetros de ancho y 20 centímetros de alto. Este modelo tampoco precisa clavos para su ensamblaje.

Caseta Trixie

Realizada con corteza de madera 100% natural, una casa de la marca Trixie. Su tamaño es 40 centímetros de largo, 35 centímetros de ancho y 25 centímetros de alto.

Casa corteza de árbol

Una casita granero de la marca Elmato, incluye en el lateral una henera. Es de madera y mide 33 centímetros de largo.

Granero

Y por último una casa de plástico, ideal para conejos "destructores" que no dejan de morder las casas de madera, con esta lo tendrán más difícil para romperla. 33 centímetros de largo, 29 centímetros de ancho y 19 centímetros de alto. Disponible en 4 colores diferentes.

Casa de plástico

8 mar. 2014

Ayudando a conejitos discapacitados

Gracias a un comentario que me han dejado en el blog he descubierto la maravillosa página DisabledRabbits (Conejos discapacitados). Esta web se encarga de, y copio textualmente, es una página web sin fines lucrativos dedicada a ofrecer a los propietarios de conejos con discapacidad los recursos, las herramientas y la orientación que necesitan para proporcionar requerimientos especiales con el mejor cuidado posible.

El cuidado de un conejo con discapacidad no es fácil, y, por desgracia, la disponibilidad de información sobre la forma de hacerlo es dispersada y limitado. Aquí en DisabledRabbits.com, hacemos todos los esfuerzos para proporcionar a los padres de conejito con todo lo que necesitan para cuidar de sus conejos con discapacidad. Desde configuraciones de la jaula, sillas de ruedas... esperamos que podamos ayudarle a ayudar a su conejito a vivir la vida plena y feliz que se merecen a pesar de su discapacidad.

Nos especializamos en consejos para el cuidado de conejos paralizados, conejos con inclinación de la cabeza, conejos con splay leg, con artritis, conejos ciegos, sordos, conejos de edad avanzada que sufren de otras condiciones que afectan a su salud física y movilidad.

Esta web nace de un fatal accidente que sufre Bonnie, la conejita de los autores de DisabledRabbits, la pequeña de tan sólo 11 meses de edad se fractura la columna vertebral y sus papis lejos de desanimarse pese a los malos pronósticos del veterinario que les aconsejaban dormirla, lucharon por sacarla adelante. Bonnie es una conejita luchadora y sus padres hacen lo imposible para darle una vida digna.

video

Una web que no sólo será útil para papis de conejos discapacitados, en ella encontrarás historias reales de conejitos luchadores que nos demuestran que la esperanza es lo último que debe perderse y que si ellos tienen ganas de luchar y está en nuestras manos el ayudarles, ¿por qué no vamos a hacerlo?. Son parte de nuestra familia y como tal es nuestra responsabilidad velar por ellos.

Consejos para conejitos con pododermatitis, con secuelas por encefalitozoon, con fracturas óseas, con problemas de piel... no dejes de visitarles porque seguro que encuentras apoyo e información si tu conejito sufre alguna de estas dolencias.

La web está en inglés y si este idioma se te resiste, clicka aquí para leerla directamente traducida al español.

1 mar. 2014

Juguetes caseros

Sin apenas gastar unos euros tendrás unos divertidos juguetes que seguro harán las delicias de tu conejito.

Escarbar es algo que llevan innato, si en una bandeja les pones tierra limpia verás como pasan parte de su tiempo jugando dentro.

Tierra limpia

¿Alguna vez les has visto como "planchan" las sábanas cuando suben a tu cama? Lo malo es que suelen dejar algún pis de "regalo"... no les dejes sin uno de sus hobbies favoritos. Mete en una cesta ropa vieja y observa como se entretienen dejando las prendas bien lisas.

Cesta de ropa

Lanzar objetos al aire también les chifla, los comederos suelen ser los que acaben estampados contra el suelo. Para evitarlo ponles tapones de plástico de las botellas de jabón, gel, agua, refrescos... lávalos antes de dárselos y vigila que sean lo suficientemente grandes como para que no les quepan en la boca. Incluso los juguetes que usan los bebés servirán (como las típicas llaves de plástico).

Que sean de plástico

El cartón tampoco puede faltar, siempre y cuando lo usen para morder y no para ingerirlo, si ves que se lo comen a menudo retíraselo.
Cajas, hueveras, tubos de wc... cualquier cartón que no lleve tintes podrás convertirlo en un juguete, y como decía, sobre todo lo usarán para morderlo pero si a las cajas les haces agujeros tendrán unos divertidos túneles o casetas en las que esconderse.
Los tubos de wc además podrás convertirlos en "porta-chuches", mete dentro heno y una chuche, verás como se vuelven  locos zarandeándolos para conseguir su premio.

Vigila que no se lo coma

Pocos juguetes venden en el mercado para los conejos ya que no suelen usarlos, así que no dudes en ofrecerles estos caseros porque será una buena forma de motivarles y evitar que se pasen el día tumbados.

18 feb. 2014

Tener un conejo estando embarazada

¿Cuántos animales son abandonados porque su dueña se ha quedado embarazada? La ignorancia produce temor y los afectados son nuestras pequeñas fieras que acabarán en la calle desamparados.
Muchos anuncios de futuras madres dando en adopción a su mascota porque creen que será perjudicial para su embarazo. Este miedo es principalmente por culpa de la toxoplasmosis, una enfermedad causada por un parásito común en humanos y en animales de sangre caliente.

¿Qué es la toxoplasmosis?
Ante todo debemos saber que dicha enfermedad es dañina en personas inmunodeprimidas o para el propio feto pero que es muy difícil que pueda haber contagio, para empezar sólo los gatos transmiten la toxoplasmosis.
A lo mejor te sorprende saber que comer embutido, fruta o verdura mal lavadas supone más riesgo que tener un gato a la hora de contraer esta enfermedad infecciosa. Puede que incluso hayas tenido toxoplasmosis sin saberlo ya que a veces presenta síntomas como los de una gripe y se puede confundir como tal pero generalmente no es grave a menos que te encuentres entre las personas más vulnerables de la población (niños, embarazadas, ancianos, inmunodeprimidos).

Evitar el contagio es tan sencillo como extremar la higiene, pero no sólo porque estés embarazada, es algo que todos debemos hacer a diario en la manipulación de alimentos.
En lo que a animales se refiere os voy a copiar directamente un artículo sacado del foro Crianza Natural donde explica a la perfección si de verdad tener un animal supone un peligro para el feto.

Me llamo Laura y tengo 7 gatos, que fueron llegando a mi casa procedentes del abandono y el maltrato. Forman parte de mi familia, cosa que mi entorno no parece entender, así como que ellos no están conmigo porque me guste coleccionar animales, ni siquiera porque me gusten los gatos. Están conmigo por moral, porque en su día no pude mirar hacia otro lado. El día que decidí ser madre lo primero que me llegó de mi entorno fue la típica frase de “¿y ahora qué vais a hacer con los gatos?”
Escribo este texto con la esperanza de poder ayudar a muchas futuras mamás y a sus gatos, para desmontar muchos falsos mitos que circulan por ahí. Es para vosotras, no tratéis de explicárselo a esa gente ignorante que no quiere atender a razones, y que piensan que los gatos harán que el niño estalle o algo parecido (porque no se que piensan que le pueden hacer). Ni lo intentéis porque hablar con esas personas es como hablar con las paredes. Eso sí, tened por seguro que los gatos no sólo no son perjudiciales para un niño, sino que son buenos para su salud y su desarrollo psicológico (le refuerzan contra alergias y además le ayudan a educarse en responsabilidad y amor).

Soy licenciada en Psicología, auxiliar de clínica veterinaria y llevo muchísimos años en el mundo de la protección animal, con lo que no hablo por hablar. He estudiado psicología infantil, conozco el ciclo de la tan temida toxoplasmosis y también sé bastante de etología para entender a los gatos, que por mucho que la mayoría se empeñe en tenerlos como si de jarrones decorativos se tratase, son seres vivos.

Espero que esto os ayude, no dejéis que nadie os asuste con mentiras, y mucho menos dejéis que os hagan abandonar a vuestros gatos en base a cuentos de vieja sin fundamento alguno. Compartid vuestro embarazo y luego vuestra vida familiar con su nuevo miembro con vuestros gatos y sed felices.

PRIMERA FASE: EL EMBARAZO

Nada más quedarme embarazada lo primero que hice fue llamar llena de ilusión a toda mi familia. La buena nueva pasó a convertirse en diversas discursiones con casi todos ellos, con frases como la que cité antes o “ahora tendréis que donar a los gatos” (abandonar, se dice abandonar...), “los gatos ahora los tendrás que quitar” (si, los envuelvo, los dejo en el trastero y luego más adelante los vuelvo a sacar...) y otras por el estilo. Se me quitaron las ganas de llamarles más. Les dije una y cien veces que no pasaba absolutamente nada, que como era auxiliar veterinaria sabía como iba eso de la toxoplasmosis, les explicaba el ciclo...como hablar con la pared. Si había alguna celebración familiar, que hubo bastantes hasta que di a luz, no dejaban pasar la oportunidad de volver a sacar el tema de los gatos, de echarme miradas acusatorias de “eres una mala madre”, y yo me quedaba calva de decirles que no pasaba nada...
Os explico el tema de la toxoplasmosis:

Lo primero es hacerte los análisis (que muchos ginecólogos te dicen que gatos fuera sin pasar ni por este paso). Si tú eres positiva, ya la has pasado, y ahí no hay riesgo alguno.

Si tú eres negativa, debes hacerle las pruebas al gato (eso nunca lo dicen, directamente el gato fuera, son la leche). Sólo un 2 % de la población mundial felina es positivo a toxoplasmosis. Si tu gato es negativo, no hay riesgo tampoco.

Si tú eres negativa y tu gato es positivo (cosa que ya es difícil), hay que ver con un análisis de heces del gato si está eliminando ooquistes o no, o sea, si está activa. Esto es importante porque el gato que coge la toxoplasmosis sólo elimina ooquistes durante dos semanas después de haberla cogido, y luego le pasa como a nosotras, que da positivo porque ya la ha pasado, pero no pasa nada. Así que puede que si tu gato es positivo la haya cogido hace años cuando era cachorrito, a lo mejor estaba en la calle y cazaba algún ratón, pero ahora no elimina ooquistes ya, y por tanto tampoco hay riesgo.

En todo caso, si tú eres negativa, tu gato positivo y justo está en esas dos semanas (que ya es algo increíble que pase, y más si tenemos en cuenta que la mayoría de los gatos caseros no salen a la calle y no comen carne cruda sino pienso y alguna latita, porque cuando la cogen es por comer carne cruda infectada), tampoco te alarmes, porque para que la toxoplasmosis pueda afectarte a ti las caquitas deben estar más de 24 horas en ambiente, o sea, que con que tu chico limpie las cacas un par de veces al día, tampoco hay riesgo.

Aparte de todo eso, se transmite sólo por las caquitas si tú llegas a ingerir ooquistes que haya ahí, y eso me parece también bastante improbable . Así que no te preocupes, deja que tu chico limpie la arena unos meses (eso es lo mejor, jejeje), relájate y no hagas caso de ginecólogos que no tienen ni idea o que si la tienen pasan de darte información adecuada, consiguiendo que haya un montón de abandonos innecesarios, embarazadas con ansiedad (eso si es un peligro real, señores ginecólogos) y situaciones de tristeza.

PELIGROS REALES:
Carne poco hecha, embutidos, verduras y frutas mal lavadas. 
Bien, sabiendo todo esto fui por primera vez al ginecólogo dispuesta a negar que tenía animales en casa si me lo preguntaba, por si me tocaba alguno de esos tristemente tan frecuentes ginecólogos desinformados. Para confirmar mis sospechas le pregunte por el tema de la toxoplasmosis, a lo cual tuvo el cuajo de responderme (todo esto sin haberme hecho los primeros análisis aun y sin saber si era positiva y por tanto no había riesgo alguno) que me cruzara de acera si veía algún gato por la calle y que podía ponerme morada de jamón serrano y embutido.
Ahora es cuando muchas os preguntaréis: ¿y por qué muchos ginecólogos dicen esto? Por algo será... Os lo explico: los ginecólogos estudian ginecología, no veterinaria. A ellos les enseñan que la toxoplasmosis es perjudicial para los fetos, y nada más. Está en su voluntad el informarse un poco más, en saber del ciclo de la toxoplasmosis para evitar abandonos de animales (que habiendo estado en una protectora os puedo decir que son un número muy elevado por esta causa, y que las pobres embarazadas que nos llaman están desesperadas y asustadísimas por culpa de que su ginecólogo no se ha querido informar y prefiere dárselas de saberlo todo en vez de decirle “la toxoplasmosis es perjudicial, si, pero mejor pregúntale a tu veterinario para valorar ese riesgo”). De hecho mantuve una conversación en un ciclo de conferencias con la presidenta del Colegio de Médicos, ella sabía perfectamente que no había peligro, y se sorprendió mucho al decirle que los ginecólogos recomendaban desprenderse de las mascotas.

De hecho no lo hacen sólo con los gatos, como no tienen ni idea de veterinaria indican a las embarazadas que abandonen cualquier animal, gatos, perros, conejos... cuando la toxoplasmosis sólo se desarrolla en las heces del gato.

Para que veáis lo “peligrosos” que son los gatos: como ya os comenté al principio llevo muchísimos años en el mundo de la protección animal (más de 15 años), limpiando caca de gato (en ocasiones hasta tenía que ponerme un mono de plástico desechable si iba a limpiar a la protectora, ¡acababa de caca de gato hasta las orejas!), de gatos que se supone son grupo de riesgo porque vienen de la calle, donde pueden comerse algún ratón y coger la toxo. Y como os dije convivo con 7 gatos.

Bien, al llegarme los resultados di NEGATIVO. Toda una vida limpiando caca de gato, de miles de gatos distintos, y nunca cogí la toxoplasmosis. Y eso sin tomar ninguna precaución. Así que el ginecólogo que indica a una mujer que tiene un gato casero que se deshaga de el debería informarse más y dejar de echar muertes de animales sobre sus espaldas.

Otro punto que influye en este tema es el “argumento ad hominem”, consistente en que cuando dices que ayudas en una protectora siempre hay alguien que te dice “¿y por qué no ayudas a los niños de África?”. Esa persona te lo dice desde el sofá, sin ayudar a nadie, por supuesto. Y es la misma que si ayudaras a los niños de África en vez de a los gatos te diría que por qué no ayudas a los niños de España. Pero parece que con el tema de los animales este argumento se recrudece aun más, dando lugar a un absurdo en el que parece que por ayudar a los animales estás perjudicando a las personas. Y eso lo trasladan a aconsejar que te desprendas de tus gatos, porque si no lo hicieran estarían perjudicando al bebé siguiendo su absurdo razonamiento.

Mi embarazo no sólo se desarrolló felizmente, sino que además mis gatos supieron desde el primer día que me había quedado embarazada y se dedicaron a protegerme, a ir detrás mío, a extremar sus cuidados sin pasar corriendo cerca de mi, por ejemplo, tratándome con delicadeza.

Cuando di a luz un niño perfecto y mi familia vio que efectivamente no pasaba nada, lejos de tragarse sus palabras y dejar de lanzar puyas que me hacían daño, pasaron al siguiente asalto... 
SEGUNDA FASE: BEBÉ Y GATOS
Los tiempos del medievo en los que los gatos eran quemados o matados de cualquier otro modo (lo cual contribuyó, dicho sea de paso, a la propagación de la peste debido al aumento de ratas) por su relación con la brujería pasaron a la historia físicamente, pero en las mentes de muchos parecen seguir ahí, y se cataloga al gato como un animal maligno, que hace daño a sabiendas, y que por supuesto va a atacar al bebé. Estas personas no han tenido un gato en su vida.

Al nacer mi niño mis familiares vinieron a verle al hospital, o me llamaron por teléfono. Y la mayoría (a los que ya había dicho antes que no pasaba nada durante el embarazo y seguían sin bajarse del burro) siguió con el tema, que ahora era que según ellos un bebé era imposible que conviviera con animales (me pregunto como ha sobrevivido la raza humana desde los tiempos de las cuevas). De nuevo les dije una y otra vez que no pasaba nada...esta vez sin argumentos no porque pasara algo, ¡sino porque no había argumento alguno que rebatir! ¿Qué se supone que le pasa a un niño que vive con gatos?

“Es que hay pelos”: sí, pero yo limpio mi casa, paso el aspirador casi a diario y cepillo a mis gatos cada pocos días. En mi casa hay menos pelos que en muchas otras sin animales. Otra cosa es que seas un poco desaseada (por ser diplomática) y no limpies tu casa, entonces va a dar igual que tengas gatos o no.

“Es que el niño se mete todo en la boca”: y de vuelta al tema de la limpieza de antes.

“Es que los gatos tienen celos y atacan al niño”: o más bien van a protegerle... eso sí, si tratas a tus gatos como a floreros y les ignoras, no te extrañe que tus gatos tengan problemas de conducta, provocados por ti, y por lo que muchos acaban abandonados (no sea que el dueño se tenga que gastar un duro en un etólogo o simplemente tratar a sus gatos como seres vivos parte de la familia...). Mis gatos ni siquiera se metieron en la cuna del niño, que estaba montada meses antes de su nacimiento, yo compré un spray educativo que detectaba el movimiento y les rociaba si se metían en la cuna y tuve que tirarlo nuevo, sin una sola vez de uso, porque ni asomaron la nariz a la cuna. Sabían que era del niño. Eso sí, me tomé la “molestia” de preparar ese spray para enseñarles que ahí no se entraba. Mis gatos, como miembros de la familia que son, tienen sus rascadores, sus juguetes, sus caprichos y sus necesidades cubiertas. No necesitan llamar la atención, son felices. Si alguna vez les pasa algo me molesto en averiguar la causa y ayudarles a ponerle remedio, no corro a castigarles o a abandonarles. Todos venían de la calle con sus traumas y todos los superaron aquí, dejando atrás todo lo malo. La gente me dice cuando viene a casa que parece que no tengo gatos, y se sorprenden, porque tengo 7... pero educados.

“Es que los gatos van a ir a por el niño aunque no tengan celos”: Otra mentira. Los gatos van a ir a lo suyo, y lo que va a pasar es que cuando el niño empiece a andar va a ser él el que les persiga, va a intentar tirarles de la cola, y vamos a tener que enseñar al niño a respetar a los gatos, no al revés. Y los gatos van a hacer gala de su infinita paciencia con el niño dejándose hacer de todo, los pobrecillos.

“Es que los gatos transmiten enfermedades”: MENTIRA. Los gatos sólo pueden transmitir la toxoplasmosis a las embarazadas (y bajo los puntos descritos antes, harto improbables), hongos o parásitos. Si tu gato está desparasitado y sano, no va a pasar absolutamente nada, otra cosa es que tu gato esté completamente descuidado, en cuyo caso es tu culpa, no del animal. Es mil veces más probable que tú le pegues algo a tu hijo, e incluso a tu gato, ya que puedes traerle cualquier enfermedad felina de la calle en tus mismos zapatos.

Hay personas que no deberían tener ni niños ni gatos. No deberían tener niños porque los van a tener de forma egoísta, no van a pensar en ellos, no van a vigilar que no cojan algo del suelo, van a enchufarles un chupete para que se callen y a dejarles llorar aunque al niño le pase algo, porque ellos quieren dormir. Tampoco deberían tener animales, porque también los tienen por egoísmo, no van a tener cubiertas sus necesidades, no van a comprenderles, incluso van a maltratarles (cosa que suelen hacer también con sus niños).

Esas personas van a dejar que el niño se meta en la boca una caquita de gato porque no van a estar ahí y tampoco van a mantener limpio el arenero o a habilitar barreras para que el niño no acceda al mismo. Esas personas no van a molestarse en tratar a sus gatos con dulzura cuando llegue a casa el bebé. Y por todas estas razones, por mucho que no tengan animales, tampoco deberían tener niños, ya que no están preparados para ello, no saben lo que es la empatía, no saben satisfacer otra cosa que no sea su propio ombligo.

Cuando llegué con mi bebé a casa se lo enseñé a mis gatos dentro del cuco. Ellos se extrañaron y vinieron a asomarse y a olerle de lejos. El bebé ni se inmutó. Han pasado los meses y vivimos todos juntos, en perfecta armonía. Mi hijo sólo ha recibido de mis gatos mimitos (cuando se atrevieron a acercarse un poco) y protección. Cada vez que viene alguien a casa a ver al niño ellos salen para vigilar que el extraño no dañe al bebé, incluso dos de mis gatos que jamás aparecen (por miedo) cuando vienen visitas. Y cuando la visita se va ellos vuelven a irse del salón.

Eso sí, pese a que la realidad golpea y es evidente que efectivamente no pasa ABSOLUTAMENTE NADA por tener gatos durante el embarazo y luego con un bebé conviviendo con ellos, mi entorno sigue repitiendo una y otra vez que “si sigo teniendo a los gatos, que a ver que voy a hacer” y blaaa blaaa blaaaaa. ¿Qué el niño nació perfecto y ven que está sanísimo y feliz? No pasa nada, ellos deben seguir machacando porque creen los gatos son seres malignos que deben ser erradicados de la faz de la tierra. O porque simplemente para ellos son esos graciosos animalitos de usar y tirar que una vez que tienes un niño debes “donar” porque ya no te hacen falta, como si el niño los sustituyera.

No dejéis que os ganen la batalla, la ignorancia es muy atrevida, y ellos seguirán. Os harán sentir mal, os harán sentir impotentes porque no escuchan, porque no aceptan la verdad ni aunque el tiempo os dé la razón una y mil veces. Intentarán haceros creer que sois malas madres.

Pero como yo digo: ser buena madre se demuestra con tus actos, no intentando quedar bien con la familia. Y no hay acto más deplorable que el abandonar a un animal. Mi hijo no va a aprender eso de mí, jamás, no verá fotos de un gatito y tendré que inventarme una mentira para no tener que decirle que lo abandone cuando me quedé embarazada o cuando él vino al mundo. Y aquellos que aconsejan abandonar deberían plantearse por qué necesitarían mentir a su hijo sobre el gatito de la foto.

Mi hijo aprenderá a convivir y amar a los animales y por ende a las personas, aprenderá lo que es la empatía. Aprenderá a ser una mejor persona. Sed felices, disfrutad de vuestro embarazo y de vuestra maternidad, dejad que vuestros animales os cuiden, cosa que no hacen aquellos que sólo os intentan hacer sentir mal. Y sobre todo, informaros de todo antes de hacer alguna tontería.

Y los cuentos de vieja, que se los lleve el viento.


Si nos informásemos antes de dejarnos llevar por el pánico evitaríamos que muchos animales acabasen abandonados. Un conejo jamás va a suponer un riesgo para tu embarazo... y un gato o cualquier otro animal tampoco.

Conejos y embarazo, compatibles siempre

25 ene. 2014

Bunny, la conejita luchadora

El 7 de Noviembre del 2013 a través de la página del facebook de una asociación que a día de hoy no existe, leí el caso de una conejita que me estremeció, una chica se había puesto en contacto con dicha asociación tras encontrarse en la calle un conejo que no podía caminar, así anunciaban el caso:

El panorama pinta muy mal. La coneja sin movilidad en las patas tiene miasis (se la comen los gusanos), fracturas, sarna y además ESTÁ EMBARAZADA.

Días después íbamos recibiendo nuevas noticias sobre la pequeña.

Os comentamos novedades sobre el caso de Bunny (la conejita rescatada el Sábado). Ella está estable, ha abortado a un bebito esta noche. Ahora mismo estamos en el punto donde hay que mirar los siguientes pasos a tomar, hay que hacer una resonancia para ver su columna y los daños que hay, hay que hacer una cirugía para sacar a los bebés y por último ver su estado y encontrarle un sitio donde pueda vivir bien. Es difícil ya que sin movilidad en las patas necesitaría mucha atención y muchos cuidados. Los vetes barajarán todas las posibilidades y hoy os informaremos de como vamos a proseguir con su caso. A todo esto, ella está comiendo, bebiendo y haciendo sus necesidades, no nos podemos ni creer lo mucho que está luchando por salir adelante. ¡Ánimo pequeña!

Últimas noticias, esta cone es toda una luchadora, cuando nosotros hablábamos de una posible eutanasia con los veterinarios ella comió hojitas verdes, entre dolor, embarazo, rotura pélvica y gusanos ella sigue luchando!!!!

Los bebés los abortará por desgracia ya que está con morfina entre muchas otras cosas sin contar que en el caso que se recupere no los podrá amamantar.

Hola compañeros! Os comento el último parte de la pequeña Bunny... pues hoy la iban a esterilizar para ya sacarle los bebés que tenía y no ha dado tiempo ya que ella sola ha abortado a todos los pequeños... estaba de muy poquito y con todo lo que ha pasado más el tratamiento era ya de esperar, pero por el bien de la mamá es lo mejor que podía pasar como ya os decíamos ayer... ahora lo más urgente entonces es enviarla al hospital de Molins para hacerle un tac y evaluar su estado de la columna y si la tiene fracturada... a partir de ese diagnóstico se evaluará el estado de la pequeña y si va a tener una cierta calidad de vida o no en el futuro... hoy ya supongo que nos pondremos de acuerdo para ver si se la puede llevar cuanto antes a hacerle el tac!

Nuevas dolencias le iban encontrando a la conejita...

El Viernes la llevamos para el TAC, también como veréis en las fotos tenemos otra cosa por la que preocuparnos y es que parece tener hipertensión (se confirmará o no el Viernes) y una de sus patas delanteras se ha hinchado mucho, ahora tenemos que esperar al Viernes para por fin tener noticias concluyentes sobre su diagnóstico.

Por fin llegó el esperado día y un alivio para Bunny.

Ya tenemos los resultados del TAC, y hay muuuy buenas noticias: con rehabilitación, medicación y mucha paciencia podría volver a moverse ella solita sin necesidad de ninguna sillita de ruedas. Sigue teniendo las patitas con llagas y heridas y necesitará muchos cuidados, además tiene otitis y anemia.

Bunny es una conejita que pese a todo lo que tenía encima ha ido luchando día a día, sacando fuerzas de donde seguramente no las tenía, superando cada obstáculo que la vida le ha ido poniendo, se habló de sacrificarla en varias ocasiones pero dada su fortaleza y sus ganas de vivir, no se llevó a cabo tal decisión.
Cuando parecía que todo iba a salir bien un nuevo bache en el camino de Bunny...

Bunny vuelve a estar ingresada, tiene una hernia y no gana peso. Por ahora se queda en el vete para hacerle pruebas y descartar más cositas. Pero no todo son malas noticias. Está muy bien de ánimos, come de maravilla y se le están curando las heriditas. Mucho ánimo Bunny!!!

Bueno, tenemos últimas noticias sobre Bunny. Ella padece una cardiomegalia, por lo que puede que viva meses, semanas o incluso años, aunque con medicación para siempre. Su enfermedad es terminal y por ello mañana ya se regresa a casa con nosotras para que pueda disfrutar al máximo de la vida. Intenta caminar aunque una de sus patitas aún se encalla. Está muy bajita de peso ya que por su condición no absorbe proteínas, pero con papilla y mucha comida rica seguro sube un poquito. Ahora haremos todo lo posible para que pueda tener la mejor calidad de vida y disfrutar de esta segunda oportunidad que se le ha brindado.

No conocía a Bunny, todo lo que sabía de ella era a través de la información que iban contando por medio de la asociación, accedía a diario a internet con la esperanza de leer buenas noticias, sufrí por ella desde el momento que supe de su existencia, lloré por ella, me alegré por ella... no me preguntéis por qué, pero desde el primer día tenía el pálpito de que Bunny pasaría a formar parte de mi familia.

Bunny

La imagen que véis sobre estas líneas me partió el alma... verla así tumbada, sabiendo por todo lo que estaba pasando seguramente por culpa de algún malnacido... ¿Cómo puede alguien irse a dormir todas las noches sabiendo que es el responsable del sufrimiento de un ser vivo?
Lloré... lloré y lo tenía claro, iba a adoptar a Bunny. Me lo pensé mucho antes de comentar mi decisión, tenía miedo de no poder darle a Bunny todo lo que necesitase, de no estar a la altura de las circunstancias, miedo de verla sufrir y no saber reaccionar...

Una vez Bunny volvió a estabilizarse y había vuelto a ser dada de alta, nos pusimos en contacto con ellos para contarles que queríamos adoptar a la pequeña luchadora. Y desde ese día, el 4 de Diciembre para ser exactos, Bunny pasó oficialmente a formar parte de nuestra familia.

Por aquel entonces se seguía temiendo por su vida, le costaba respirar, su corazón sufría, caminaba con dificultad... tomaba si no recuerdo mal 6 medicamentos distintos cada 8 horas a diario, curas en las heridas, unas 60 jeringuillas de 1 mililitro de papilla también diarias...
Se optó por realizar una ecografía para ver el alcance del daño de su corazón y sorpresa... un enorme absceso de pus cubría su tórax, otra fatal noticia que obligó a cambiar su tratamiento.

Dormir a Bunny para cada prueba que era obligado hacerle era temer por su vida más aún, pero bendito fue aquel día de la ecografía ya que se le pudo extraer algo de pus y analizarla con el fin de decidir medicarla con los antibióticos que por fin iban a darle un respiro a Bunny, y nunca mejor dicho.

A diario le damos 3 antibióticos diferentes, cada uno de ellos se lo administramos de forma oral, pinchado y otro a través de nebulizaciones. Además de medicación para su corazón.
En un mes Bunny ha pegado un cambio brutal, respira con normalidad, está activa, la patita que peor tenía ya no la arrastra tanto, corre y da pequeños saltos. Ha subido de peso y ya lleva tiempo que no precisa de papillas ni comida extra para mantenerse en un peso óptimo.
Le ha crecido todo el pelito que perdió, las heridas que tenía en varias zonas de su cuerpo han curado todas... todo esto así escrito no se apreciaría tanto si no lo acompaño de fotografías como estas:

Bunny el día que la rescataron

En el veterinario, se pueden ver las heridas en las patas

Pata hinchada debido a un problema cardíaco

Falta de pelo

Bunny es una CAMPEONA en mayúsculas, cada vez que recuerdo por todo lo que ha ido pasando y ella lo ha superado sin apenas mostrarse débil, siempre animada y demostrando querer vivir... me pregunto cuántos de nosotros hubiéramos sido capaces de sufrir todo eso en nuestra propia piel sin quejarnos...

Hace dos días tocaba revisión veterinaria, le hicieron una radiografía y el absceso de pus está empezando a desaparecer. El camino es largo, seguramente toda su vida tendrá que ser medicada pero esa corta esperanza de vida que parecía tener, ya no lo es tanto. Aunque tampoco queremos pensar en ello, lo importante es que sea el tiempo que sea, esté feliz.

El caso de Bunny es un ejemplo de que los milagros existen, de que la esperanza no la debemos perder nunca y que siempre hay que luchar.
También me pregunto ¿qué pasó realmente con Bunny para que acabara así? Vivimos en un mundo donde maltratar un animal es gratuito, donde nos encaprichamos de un "peluche" a través de un cristal y en cuanto nos molesta le damos una patada en el culo y en el mejor de los casos acaban abandonados.
Me avergüenzo de la raza humana... no sólo por lo sucedido con Bunny, por desgracia miles de animales acaban igual o peor que ella.
Cuando tengo a Bunny en mis brazos y la veo tan a gusto no dejo de pensar en como alguien un día pudo hacerle daño, y seguramente ese alguien se va a la cama sin ni siquiera acordarse de ella y quién sabe si ese alguien ahora se ha encaprichado de otro animal al que quizás le espere un sufrimiento similar...

Por suerte hay personas buenas, personas que un día decidieron formar una asociación, los cuales acababan de empezar cuando Bunny llegó a ellos y aún sin grandes recursos lucharon por ella y desde aquí les doy las gracias por la labor que hicieron.

Gracias también al equipo de Vetex, veterinarios y auxiliares que se han desvivido por mi pequeña y que sin ellos Bunny no estaría a día de hoy como está. Auténticos profesionales que no sólo demuestran su buen hacer, también son personas con un gran corazón que sufren contigo, que dan cariño a cada animal que pasa por sus manos... Gracias Vetex!!! (Actualizo la entrada para comentar que las veterinarias que atendieron a mi Bunny ya no trabajan en esta clínica)

Gracias por supuesto a la chica que acogió a Bunny la primera vez que le dieron de alta, gracias por tu preocupación y por esas curas y lavados que tan bien le vinieron a la peque!!!

Por último quiero dar las gracias a todos aquellos que habéis seguido el caso de Bunny a través de internet y de una forma u otra habéis colaborado en su tratamiento y preguntáis por ella. GRACIAS.

Quiero acabar la entrada haciendo reflexionar a todos aquellos que un día tengan en sus manos "una Bunny", lo "fácil" es decir vamos a sacrificarla y que deje de sufrir, cuando en realidad están pensando, no pienso gastarme un euro en pruebas, medicación... tal como está mejor que se vaya... Con mis palabras no quiero dar a entender que por mucho que el animal sufra debamos seguir adelante, todo tiene un límite y lógicamente hay casos en los que no hay que darle más vueltas y lo mejor que debemos hacer es permitir que marche a un lugar donde no tendrá más dolores.
Pero por desgracia hay mucha gente que como decía va a lo "fácil", quitarse al animal de en medio porque saldrá más barato comprarse uno nuevo que apechugar con los gastos que vayan viniendo, gente que no ama a los animales y veterinarios que tampoco ponen interés en sacarlos adelante.

Ojalá que pueda volver a escribir una entrada sobre Bunny en la que cuente que ese absceso es historia, que su vida ya no corre peligro, que salta y corre como un conejito más y quién sabe... que ha pasado a formar parte de la vida de mis otros pequeños... yo de momento me conformo con verla como a día de hoy, poniéndose a dos patitas buscando si le cae algo de comer, dejándose coger como si de un bebé se tratase mientras se duerme en mis brazos, disfrutar de esas pequeñas carreras o de sus saltos, en definitiva, verla feliz.

¡Bunny gracias por seguir luchando!


Bunny, la conejita luchadora