21 nov. 2015

No compres, adopta

No hay día que entre los comentarios del blog me encuentre con personas desesperadas que comentan que su conejito "recién comprado", tiene diarrea, no se mueve, no come, estornuda sin parar...
A todos ellos les digo lo mismo, que es "normal" que el conejito esté así y que salgan corriendo a un veterinario de exóticos.
Cuando digo que es normal que el conejo esté así me refiero a que la mayoría de conejos que esperan detrás de un escaparate a que alguien se fije en ellos, han sido destetados antes de tiempo y por lo tanto es muy probable que no hayan tomado el calostro.
¿Qué es el calostro? Es una leche que la coneja produce durante el embarazo, será lo primero que dé de mamar a sus gazapos recién nacidos y es muy importante que lo tomen porque contiene los anticuerpos necesarios para inmunizar a los pequeños.
Un conejito que no ha recibido el calostro tiene muy pocas posibilidades de vivir.

Pero no solo enferman por este motivo, de todos es sabido las malas condiciones en las que viven en una tienda, higiene pésima, mala alimentación, estrés... condiciones que solo sirven para que el animal tenga una mala salud.

Y no nos olvidemos de lo que hay detrás de todos esos gazapos encerrados en una urna de cristal. Conejas que viven en unas jaulas tan pequeñas que apenas pueden sentarse y levantarse. Conejas que solo "sirven" para que se queden embarazadas y en cuanto paren, vuelta a empezar, y así una y otra vez, una y otra vez... hasta que las pobres conejas no dan más de sí y mueren o las matan...

Tengo la esperanza de que este maltrato termine algún día, pero para eso tenemos que poner todos nuestro grano de arena y es tan simple como dejar de comprar animales. Yo entiendo que a veces es inevitable enamorarte de ese peluchito que te mira con ojitos de "sácame de aquí", pero una persona que esté informada de todo lo que hay detrás y que sabe de la gran cantidad de conejos que hay abandonados, no debería plantearse comprar.
Mis dos primeras conejas, Molly y Nala, fueron compradas, con Molly hubo suerte y estaba bien de salud, pero con Nala fue distinto, tenía serios problemas respiratorios que afortunadamente se resolvieron. Hoy en día no volvería a comprar sabiendo todo lo que eso conlleva.

Cientos de conejos son abandonados a su suerte, un conejo doméstico no sobrevivirá en la calle, no tienen el instinto de supervivencia, con suerte alguien los recogerá y les dará un hogar o puede que acaben en asociaciones que en su mayoría por desgracia están saturadas. Si quieres un conejito opta por ponerte en contacto con alguna de las asociaciones o protectoras que hay en España.
¿Por qué adoptar en vez de comprar?

- No contribuyes al maltrato de conejas usadas como máquinas de parir.
- Te aseguras de que el animal ha sido examinado por un veterinario de exóticos.
- Le das un hogar a un conejito que posiblemente ha sido abandonado.
- Al adoptarlo otro conejito puede ser salvado por la asociación. No siempre tienen casas de acogida y el poco espacio del que disponen no pueden ocuparlo con varios conejitos si éstos no van siendo adoptados.
- Si tiene la edad adecuada estará ya castrado.
- Si lo que buscas es una parejita para tu conejo, en la asociación te podrán asesorar cual se adapta mejor a tu situación ya que ellos conocen, más o menos, el carácter de los que tienen.

Al adoptar te piden una pequeña donación, que no te tire para atrás este acto, piensa en todo lo que se han tenido que gastar en el conejo que ahora será parte de tu familia, revisiones, en caso de que haya estado enfermo le habrán hecho pruebas y dado medicación, vacunas, desparasitaciones, castración, comida... En esta entrada verás cuánto vale más o menos cada cosa, súmalo y plantéate si de verdad es o no es poco lo que te piden en comparación con lo que han hecho ellos. Además con esa donación pueden seguir salvando a otros conejos.

No compres, adopta

19 nov. 2015

Atención a cualquier pequeño cambio

Bunny descansando
Cuando un conejito enferma no mostrará su debilidad hasta que no se encuentre realmente mal, es por eso que si percibimos que algo le pasa, debemos salir corriendo al veterinario de exóticos.
Ya comenté en su día cuales son los principales síntomas que no hay que pasar por alto y siempre serán motivo de consulta veterinaria.

Pero también tendremos que sospechar de que nuestro conejito pueda estar enfermo si notamos pequeños cambios en él.
Observar al animal en su día a día y conocer su rutina hará que sepamos estar en alerta si de repente hace algo que no es habitual en él.
Estas son las principales actitudes a las que nos tienen acostumbrados los conejos, si el tuyo es así y notas un cambio en alguno de estos aspectos, deberás sospechar de un posible problema de salud.

Los conejos son de morder, lo muerden todo, aún así, a veces lo hacen de forma más intensa porque no se encuentran bien, si tu pequeño es de los pocos que no muerden nada y de repente no para de hacerlo, alerta.

Suelen venir corriendo en cuanto oyen la bolsa de la comida. Si sacas la bolsa y por más que la haces sonar no acude, alerta.

Duermen a ratos, aunque a veces pueden pasar 3 ó 4 horas seguidas haciéndolo. Si se pasa el día somnoliento, alerta.

Normalmente tienen sus lugares preferidos de la casa para esconderse y/o tumbarse a descansar. Si te lo encuentras acurrucado en un sitio diferente, alerta.

Un conejito que no está en celo no tiene por qué ser agresivo ni con nosotros ni con sus compañeros. Si de repente lo es y descartas que sea por el celo o una mala socialización, alerta.

Estos pequeños cambios no son para salir corriendo al veterinario, pero sí que deben mantenernos en alerta porque podría significar que está empezando a enfermar. Deberemos observar al conejo más que nunca ya que si comienzan a aparecer los síntomas que ya confirman que algo pasa, cuanto antes pongamos remedio, mejor.
Puede que simplemente haya sido un cambio puntual que remite en cuestión de horas, estos cambios no nos hacen creer que esté malito porque siguen comiendo y haciendo cacas con normalidad, pero eso no quiere decir que podamos descartar que se encuentren mal.