26 feb. 2017

Mejor, acompañados

Molly y Bunny juntos
Cuando un conejito tiene que ir al veterinario le supone toda una tragedia, pasa mucho estrés que no le beneficia en nada pero no hay más remedio que ir.
Si a eso le sumas el viaje hasta llegar a la clínica, el estrés se multiplica por dos.
Hay una forma de hacerle más llevadera su visita veterinaria y es yendo en el transportín acompañado, si es que tienes más de un conejito claro.
Cuando van de dos en dos, se sienten más seguros, verás como se acurrucan uno junto al otro para sentirse protegidos entre ellos.

Ir acompañado no solo es útil para reducirle el estrés, si tus conejitos están socializados y solo vas con uno de ellos al veterinario, al llegar a casa te puedes encontrar con que empiecen a pegarse.
Esto sucede porque los conejos reconocen su entorno básicamente por el olor, notará que el conejito que ha ido al veterinario huele distinto, percibirá en él olores que no reconoce y creerá que es un conejo nuevo que ha invadido su espacio, por lo tanto lo defenderá pegándole.
Por eso también es importante, que si tienes dos conejitos vayan siempre juntos al veterinario aunque solo uno de ellos se visite, de esta forma evitamos esas peleas al volver a casa. Si resulta que tienes tres conejitos o más, igualmente lleva solo dos, a no ser que tengan que visitarse todos.
Aunque si tienes un transportín muy grande que te permita llevarlos todos juntos y no te importa ir con más peso, puedes ir con toda la tropa.

Por otro lado tenemos el tema de los ingresos, cuando se hace necesario dejar ingresado a nuestro pequeño en la clínica, si su salud se lo permite y el veterinario te lo recomienda, puedes dejarlo acompañado de su compañero, en esos momentos le vendrá muy bien sentirse arropado en su convalecencia.

*Nota importante: si tus conejos no están socializados, no los metas juntos en el mismo transportín porque podrían haber fuertes peleas y salir alguno herido.

21 feb. 2017

Cartilla sanitaria e implante de microchip

Los conejitos deben tener su propia cartilla sanitaria, en la primera visita al veterinario de exóticos te la tienen que hacer, dependiendo de la comunidad autónoma donde vivas, puede ser diferente pero todas tienen el mismo fin, identificar al animal con sus datos personales e informar en ella sobre su estado de salud.

Cartillas sanitarias

El nombre del conejito, una foto suya, su edad (si no se sabe con certeza se pondrá una fecha aproximada), sexo... y por supuesto tus datos personales en los que no debe faltar la dirección donde vivís.
Intervenciones importantes que se le hagan al conejo, como castración o cualquier otra operación significativa, deberá constar por escrito en su cartilla veterinaria, así como las revisiones que se le vayan haciendo que recordemos deben ser cada 6 meses. Por supuesto también es muy importante dejar constancia de si ha sido desparasitado y vacunado correctamente.
En la cartilla tiene que especificar claramente qué vacunas se le han puesto y cuando, es primordial tenerlo bien detallado sobre todo si tienes pensado viajar ya que te pedirán la cartilla para verificar que el animal lleva un correcto control.

Por otro lado tenemos el tema del microchip, algo muy conocido principalmente en la identificación de perros, pero que se está extendiendo a otros animales e incluso de forma obligatoria desde hace poco en conejos, pero de momento solo si vives en Madrid. En este boletín oficial  con fecha de agosto del 2016, podrás leer la nueva ley.
Cuando compramos o adoptamos un conejo no suelen tener chip, aunque hay asociaciones/protectoras que suelen ponérselos a todos los animales, conejos incluídos.
El chip que se usa con los conejos es el mismo que para los perros, una cápsula de cristal recubierta por un material parecido al látex, en su interior un pequeño circuito donde hay un número registrado en una base de datos el cual va vinculado a los datos personales tanto del animal como de su dueño.

Microchip identificación animal

Solo un veterinario está capacitado para el implante del chip. Se pone en el animal de forma subcutánea, igual que una vacuna, en un costado del lomo cerca de la nuca. Para su lectura basta con pasar un lector que tienen en los centros veterinarios y se reflejará el código que será como su carné.

Ahora es cuando entramos en el debate de si de verdad es útil ponerle un chip a un conejo. Al no ser un animal que salga a la calle a pasear, muchos pensarán que es innecesario someterle al conejo a ese estrés y/o que es una forma de sacarnos el dinero.
Personalmente pienso que el estrés que puede tener el conejo al ponerle el chip, es el mismo que al pasar sus revisiones, se pone en un momento y se tarda lo mismo que si le vacunasen, osea nada... No le va a doler ni le causará en su salud ningún problema.
Si el fin de ponerle un chip a un animal es principalmente facilitar la búsqueda de su hogar en caso de que se pierda, ¿qué sentido tiene ponérselo si cuando sale a la calle va en su transportín y solo es para ir al veterinario?.
Me diréis que soy muy rebuscada, pero el transportín se puede llegar a extraviar en un pequeño descuido o te lo pueden robar. Por muy pequeña que sea la remota posibilidad de que esto pase, a veces es mejor prevenirse en salud y tener al conejito chipado para que puedan proceder a su identificación si llegase a perderse.
Además otro de los motivos por el cual se está empezando a obligar a ponerle el chip a los conejos, es para intentar reducir la gran cantidad de abandonos que hay de este animal.
Si decides ponerle un chip a tu conejo, no olvides informar a tu veterinario si cambias de domicilio, ciudad... para que actualice los datos del "d.n.i." de tu pequeño.

10 feb. 2017

Comprando en el supermercado

Normalmente en los supermercados o centros comerciales podemos encontrar una pequeña sección dedicada a los animales, casi todos los productos que verás no son nada recomendables y es mejor evitar comprarlos, aquí os dejo una breve recopilación de lo que más suelen vender para nuestros conejos en este tipo de tiendas.

El pienso es algo que no suele fallar en los supermercados pero la mayoría de los que venden, por no decir todos, son malísimos pues tienen semillas y su único fin es el engorde del animal.

Pienso con semillas

También suelen tener estas barritas de miel, su altísimo nivel de azúcar junto a todas las semillas que tienen, las convierten en una chuchería nada aconsejable.

Barras de miel

El heno también lo venden en algunos centros comerciales, el que más encontraremos es el prensado, y aunque nos puede sacar de algún apuro cuando no tengamos otro a mano, es mejor evitarlo pues suele tener mucho polvo y estar seco.

Heno prensado

Con el sustrato pasa lo mismo, el que mayormente tienen a la venta son las virutas de madera, este tipo de lecho no se aconseja en conejos pues puede provocarles problemas respiratorios.

Virutas de madera

Es por este tipo de cosas que tenemos que tirar de tiendas online o centros veterinarios a la hora de hacer la compra de los productos conejiles, pues por desgracia, en las tiendas físicas aún hay mucho que avanzar para que podamos confiar en los artículos y comida que nos ofrecen para los animales.