29 mar. 2017

10 cosas que puedes estar haciendo mal, sin saberlo

Seguramente por desconocimiento o por pena, estás haciendo alguna de estas cosas que en el fondo, perjudican al animal.

1. CEDER Y DARLE MÁS COMIDA
Los conejos se tiran de cabeza a la comida, cualquiera que los vea pensarían que los tenemos muertos de hambre y que llevan días sin probar bocado. Dale solo la ración de pienso o verdura que le toque, si le das de más pensando que se ha quedado con hambre, estarás haciendo que coma menos heno, recuerda que el heno sí debería comerlo sin ningún tipo de restricción.

Bunny comiendo su ración de pienso

2. CASTIGARLO METIÉNDOLO EN LA JAULA
Que los conejos lo muerden todo y destrozan lo que menos esperes, no es ninguna novedad, por eso debemos adaptar, en la medida que nos sea posible, la casa a ellos. Tapando o escondiendo cables, poniendo plantas que podrían ser tóxicas en sitios inalcanzables para los conejos...
Si muerde y rompe algo y lo metemos en la jaula, el conejo no va a relacionar ese acto con un castigo. No sirve de nada encerrarlo, si vemos que está haciendo algo que no debe tenemos que bajarle la cabeza, sin hacerle daño, hacia el suelo mientras le decimos un "NO" rotundo.
Ese gesto lo toman como una forma de dominancia y deberían ser capaces de asimilar que nosotros mandamos y que no nos ha gustado lo que han hecho.

3. FORZARLE A ESTAR EN BRAZOS
Todos nos pasaríamos horas teniéndolos en brazos como si fuesen un bebé, pero para nuestra desgracia, a la mayoría de conejos no les gusta estar así.
Si le cogemos por el placer de tenerlo cogido pese a que él no quiere, pensando en "ya se acostumbrará"... estaremos provocando el efecto contrario, nos tendrá miedo y cada vez que nos vea saldrá huyendo. Respeta su decisión y dale mimos desde el suelo, si en un futuro termina queriendo caricias estando en brazos, genial, sino cógelo solo cuando sea por una necesidad.

Croqueto en brazos

4. PONERLE ROPA
Si notas frío quizás te plantees ponerle un jersey o algo similar, con este acto no solo le estás estresando, además le evitas que pueda lavarse con la regularidad que suelen hacer. Los conejos aguantan bien el frío, no es necesario vestirles con ningún tipo de prenda.

5. DARLE DE TU COMIDA
No es raro que te sientes a comer y en unos segundos tener al conejo pegado a nosotros con cara de "dame algo de eso tan rico que estás comiendo", es difícil no ceder a esa mirada de chantaje que nos ponen pero debemos tener presente, que muchas cosas de las que comemos, para ellos son perjudiciales. Puede que por darle un trocito no le pase nada, pero un trocito hoy, otro mañana... y así cada día, tarde o temprano el conejo mostrará síntomas de malestar en su delicado sistema digestivo.

Hank comiendo su verdura

6. NO VACUNARLO
Muchas personas creen que si el conejito no sale a la calle, no es necesario ponerle ninguna vacuna, hay que saber que un simple mosquito o nosotros mismos al volver de la calle, podemos transmitirles las enfermedades contra las que hay que protegerlos.

Nala vacunándose

7. COMPRAR/ENCONTRAR UN CONEJO Y JUNTARLO CON EL QUE YA TENÍAS
Nunca juntes un conejo que acabes de comprar, o que encuentres en la calle, con el que ya tengas en casa. Todo conejito nuevo debe pasar una revisión veterinaria cuanto antes para descartar enfermedades que podría transmitir a otros, es mejor tenerlos separados hasta que el veterinario le dé el visto bueno a la socialización.

8. ESPERAR A QUE MEJORE SOLO
Si el conejo lleva un día o dos comiendo menos o nada, sin hacer cacas... podemos llegar a pensar que esperar es la mejor opción ya que supuestamente "el animal está bien" porque le vemos corretear. Nunca esperes más de 24 horas con síntomas así porque, en un conejo, son señales graves que indican que algo no va bien y aunque el conejo aparentemente no parezca enfermo, es indicio de alguna dolencia.

9. TENERLO EN UNA JAULA TODO EL DÍA
Los animales no son para tenerlos encerrados, está bien que tengan una casa/jaula/zona en la que se sientan seguros y tranquilos, pero negarles el poderse mover con cierta libertad, es poner en peligro su salud.
Los conejos necesitan ejercitarse para evitarles enfermedades que pueden llegar a padecer si siempre están inactivos.

"¿Jugamos?"

10. LAVARLO
El conejo ha hecho pipí fuera de la esquinera y para colmo, lo pisa y se moja las patas, se le quedan amarillas y huele mal. Ante algo así todos pensamos en coger y darle un baño, pero ojo, en vez de hacerle un favor estamos provocando que pueda enfermar.
Lo ideal es secarle lo máximo posible con papel de cocina ya que absorbe muy bien y darle con una toallita sin alcohol de las que se usan para limpiar a los bebés.

19 mar. 2017

Orejas radar

Seguro que alguna vez has visto a tu conejito haciendo unos movimientos "raros" con sus orejas. Empieza a girarlas como si de un radar se tratase, su significado no es otro que localizar la procedencia de algo que haya oído.
Para el conejo, que es un animal de presa, es una buena forma de estar en alerta y poder salir huyendo si oye o nota algo que pueda suponerle un peligro.
En este vídeo sale mi coneja Molly, que aunque no se escucha nada fuera de lo normal, ella ha notado algo e intenta saber de qué se trata.


Además de estos movimientos, si observas la posición de sus orejas puedes saber qué está pasando por la cabeza de tu conejito, en esta entrada tienes más información.